Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil tira de pegada para pasar a octavos

La selección de Brasil logró una importantísima victoria (3-1) ante Costa de Marfil, encarrilando su pase a octavos de final, a expensas de lo que hagan mañana las otras dos selecciones del Grupo G, Portugal y Corea del Norte, tras un partido donde su pegada fue demoledora para batir a un duro rival y donde tuvo la mala noticia de la expulsión del madridista Kaká y de la lesión de Elano.

La Canarinha hizo nuevamente gala de una gran efectividad cimentada sobre Luis Fabiano y Kaká, a falta de jogo bonito, que fue una solución muy factible para ganar este partido, solventado con más facilidad de lo esperado, porque los marfileños apenas opusieron resistencia salvo Drogba y ven muy comprometido su pase, sobre todo si los portugueses ganan el lunes.

El partido comenzó con unos insulsos primeros minutos en los que el respeto entre ambas selecciones propició que ningún combinado profundizase en ataque, sólo un tímido acercamiento de Robinho que pecó de individualista y una falta a favor de los marfileños que botó Drogba al cielo de Johannesburgo.

Pero con esta Brasil de Dunga nunca se sabe cuando puede llegar una jugada mortal, y en esta ocasión llegó con una rápida combinación entre Kaká y Luis Fabiano, aderezada con un poco de suerte en forma de rebote. El sevillista recibió un buen pase del madridista y no perdonó a Barry tras un tremendo derechazo inapelable de 'O Fabuloso' que significó el primer tanto del partido.

La 'canarinha' se puso por delante sin demostrar absolutamente nada y los 'Elefantes', pesados y perezosos, sólo lograron crear algo de peligro con disparos de media distancia sencillos para Julio César. Por su parte, la pentacampeona ofreció su cara más conservadora y se limitó a arriesgar lo justo.

La sentencia

Tras volver de los vestuarios, la tónica continúo siendo la misma, pero si en el primer gol fue la fortuna la que se alineó del lado brasileño, esta vez le tocó al colegiado favorecer a los sudamericanos.

Y otra vez fue Luis Fabiano el que aprovechó la circunstancia para, en una gran jugada personal, en la que se valió hasta por dos veces de su brazo, lograr el segundo tanto para Brasil, que de nuevo probaba que su efectividad era máxima.

No se lo podían creer los marfileños, que habían encajado dos goles sin haber apenas recibido ocasiones manifiestas de gol. Tras ello, el único que parecía querer reaccionar era Didier Drogba, que con un remate de cabeza casi logra acortar ventajas para los marfileños.

Pero pareció todavía Brasil no había demostrado lo eficiente es su pegada y en una buena jugada por banda derecha, Kaká, ganando la línea de fondo, cedió atrás para que Elano marcase por segunda vez en este Mundial y se pusiese junto con Luis Fabiano como 'pichichi' brasileño.

Pero mientras los minutos pasaban y la victoria de Brasil era cada vez más clara, llegaron los minutos más duros del partido. Antes, Drogba marcó el gol del honor para los marfileños en un gran cabezazo, y después llegaron las patadas y los malos gestos por ambos equipos, que acabó con la expulsión de un Kaká, en una extraña jugada con un Keita que fue a buscarle. El diez ya tenía una amarilla y el francés Lannoy le mandó a los vestuarios ante el enfado de Dunga, preocupado ya por la lesión de Elano.

Tras el pitido final, los de Dunga marcharon felices a pesar de no desarrollar un juego muy elaborado, y van cimentando poco a poco las bases para ir creando un equipo vencedor. Por su parte los pupilos de Sven-Goran Eriksson tendrán que depender de terceros para clasificarse.

Ficha técnica:

Brasil: Julio César, Maicon, Lucio, Juan, Bastos, Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano (Alves, minuto 67), Kaká, Robinho (Ramires, minuto 92) y Luis Fabiano.

Costa de Marfil: Barry, Demel, Kolo Touré, Zokora, Tiené, Eboué (Romaric, minuto 72), Yaya Touré, Tioté, Kalou (Keita, minuto 68), Drogba y Dindane (Gervinho, minuto 54).

Árbitro: Stephane Lannoy (Francia). Amonestó a Tiené, Tioté y Keita, por parte de Costa de Marfil. Expulsó por doble amarilla al brasileño Kaká en el minuto 88.

Estadio: Soccer City de Johannesburgo