Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Button lidera el doblete de Brawn GP

El piloto británico Jenson Button (Brawn GP) refrendó la 'pole' y se apuntó en Melbourne el Gran Premio de Australia por delante de su compañero de equipo Rubens Barrichello, mientras que Fernando Alonso (Renault) acabó en sexta posición en el estreno del Mundial 2009. Jarno Trulli ha sido sancionado por adelantar a Hamilton con bandera amarilla por lo que el asturiano acaba quinto y el actual campeón, tercero.
El Gran Premio de Australia confirmó varias sospechas alimentadas durante la pretemporada: el abrumador dominio de Brawn GP, el irregular rendimiento de Ferrari, que se despide de Melbourne sin sumar ni un punto, y la solvencia de dos campeones mundiales como Alonso, sexto, y Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), que remontó 14 posiciones hasta la cuarta plaza.
La primera carrera del año estuvo marcada por el duelo de Button y un gran Sebastian Vettel (Red Bull) en la cabeza de carrera, pero el alemán, con los neumáticos muy gastados al final, perdió ritmo y tuvo que defender su segundo puesto con Robert Kubica (BMW-Sauber) en las vueltas finales. Ambos chocaron a falta de cinco vueltas, dejando la victoria aún más cómoda para Button.
La retirada de Vettel y Kubica provocó el doblete del equipo Brawn GP, ya que Barrichello rodaba cuarto en el momento del incidente, a falta de cinco vueltas, en un podio que cerró Jarno Trulli (Toyota). El cambio de posiciones permitió además que Alonso se encaramara a la sexta posición, gran resultado para el piloto asturiano tras una carrera que le complicó desde la salida.
La primera curva de la temporada quedó marcada por el ímpetu de Barrichello, que pagó con los demás su mala salida. El caos provocado por la salida obligó a Alonso a salirse a la grava y a perder aún más puestos tras salir duodécimo. El español se escudó en su regularidad para salir indemne de las peligrosas maniobras de Timo Glock (Toyota) durante toda la carrera y acabar sumando tres puntos muy valiosos para él y para Renault, más tras el abandono de Nelson Piquet.
El brasileño fue uno de los tres pilotos que no terminó, igual que el japonés Nakajima (Williams) y Heikki Kovalainen (McLaren-Mercedes), que se retiró al inicio. El finlandés asistió desde 'boxes' a la gran carrera de su compañero de equipo Hamilton. El británico remontó desde la salida y acabó en cuarta plaza tras salir 18, sumando unos puntos muy útiles para su escudería tras una mala pretemporada.
También salió muy beneficiada la escudería Toyota, cuyos pilotos cerraban la parrilla en la salida tras la sanción de ayer contra sus alerones traseros. Finalmente, el equipo japonés sumó diez puntos gracias al gran comportamiento de Trulli, tercero, y de Glock, que acabó quinto.
La FIA ha sancionado a Jarno Trulli con 25 segundos por adelantar a Lewis Hamilton cuando había bandera amarilla en pista. La clasificación se mueve siendo Fernando Alonso, quinto, y ascendiendo Hamilton al tercer cajón del podio.