Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chippy, el perro que vive una vida de... gato

Casi no ladra, su juguete preferido es un ratón de peluche  y se comporta como un gato. Es Chippy, un perro que comparte su vida con 40 felinos en una sociedad británica protectora de animales. Según sus cuidadores Chippy, que tiene entre 13 y 15 años, sufre una crisis de identidad, porque "nunca ha aprendido como ser un perro". Ahora intentan que alguien lo adopte como "gato honorario"´.
La noticia publicada por el periódico 'The Telegraph' cita a Liz Dart, la dueña adoptiva de Chippy, cuenta las habilidades del perro que  "tomó parte de numerosos rescate de gatos", en la ciudad de Cirencester.

Para la mujer es natural lo que ha ocurrido, que el perro, un Jack Russell, viviendo siempre entre gatos, no ve la diferencia que existe, porque "nunca aprendió a ser un perro".
Por eso la 'Liga de Protección de gatos', donde vive Chippy, está pensando en ofrecer el perro en adopción como "gato honorario".
De la vida de gato, de Chippy, la mujer cuenta que su juguete preferido es un ratón y que duerme con Annie, una gata negra, que cuida mucho de él.
Para más detalles habla de sus cualidades: "un perro muy gentil, con una edad aproximada entre 13 y 15 años, al que todos quieren mucho.
A ella no le importa que haya niños en la casa que lo adopten, pero exige que sea "un lugar tranquilo, apropiado para su edad".