Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aprueba una proposición no de ley en defensa del sector del tabaco ante la directiva europea

El Congreso de los Diputados ha aprobado una resolución por amplia mayoría de los grupos parlamentarios (PP, PSOE, Coalición Canaria y UPN) en el que se muestra su apoyo al sector del tabaco ante los riesgos que supone la propuesta de directiva europea.
En esta proposición no de ley, el Congreso manifiesta su preocupación ante las graves e indeseadas consecuencias económicas que podría tener para España esta propuesta, que se encuentra en debate legislativo en Bruselas.
El Congreso, además, insta al Gobierno a buscar durante este debate las alianzas necesarias para lograr un texto consensuado con los agentes económicos y sociales afectados que, en todo caso, no ataque de forma tan desproporcionada a la competitividad del sector y a su capacidad para generar y mantener puestos de trabajo.
El portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo, se congratuló por el amplio apoyo recibido por el Congreso. "La clase política ha tomado conciencia de la importancia que el sector del tabaco tiene en nuestra economía y el impacto tan negativo que podría tener la futura directiva. Más allá de cualquier ideología, lo que está en juego en España son 56.000 empleos y cerca de 10.000 millones de euros anuales de recaudación fiscal", subrayó en un comunicado.
Páramo recordó que esta propuesta europea pretende imponer restricciones extremas en cuestiones como el envasado, formato e ingredientes de los productos del tabaco, que no están basadas en evidencias científicas objetivas y que, provocarían un aumento muy significativo del contrabando.
Además, según la Mesa del Tabaco, que reúne a toda la cadena de valor de este sector en España, esta norma atenta contra legítimos derechos de propiedad industrial e intelectual, derechos comerciales y de libre competencia de los integrantes de este sector y supone también una invasión en las competencias de los Estados por parte de la Comisión Europea, inaudita hasta ahora en la regulación europea.