Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Demi Moore consigue, a los 47 años, el cuerpo que siempre deseó

Demi Moore luce su espléndida figura a los 47 años en el último número de la revista ELLE.telecinco.es
La actriz Demi Moore protagoniza la nueva portada de la revista ELLE, donde reconoce que no ha sido fácil lograr esa imagen que a sus 47 años la mantiene en el ránking de las mujeres más atractivas. Revela haber sufrido una obsesión extrema con su cuerpo. Ahora, que ha dejado de preocuparle, ha logrado el físico que siempre había soñado, ayudada por cirugía estética, aunque menos, según dice, de la que se especula.
Demi Moore habla en la revista ELLE sobre su aspecto, del que reconoce estar por fin orgullosa. "Después de años intentando dominarlo, por fin he conseguido el cuerpo que siempre he querido", declara la protagonista de 'Striptease'.
A los 47 años está todavía considerada una de las mujeres más sexys del mundo, pero conseguir esa imagen le ha llevado algún que otro quebradero de cabeza. Después de estar durante años trabajando su figura admite que ha padecido una auténtica obsesión con su cuerpo que le ha hecho centrarse más en su figura que en su carrera profesional. "He tenido una obsesión extrema con mi cuerpo", afirma.
Sin embargo, Moore reconoce que actualmente por fin está feliz con su figura. "Trataba de dominar mi cuerpo y ha cambiado muchas veces. Pero nunca se mantenía y sólo me traía una felicidad temporal". "Lo irónico es que cuando abandoné ese afán por controlarlo, mi cuerpo se convirtió en el que siempre había deseado". "Esa obsesión era insignificante e insustancial", añade la actriz.
Uno de los misterios que rodean a Demi, madre de cuatro hijos, es a cuántas operaciones de cirugía estética se ha sometido para conservarse de esta manera. Se comenta que ha gastado unos 230.000 euros para mejorar su imagen. Estas especulaciones incomodan a la actriz. "Son como los insultos en el patio del colegio. Me duelen". "Me irrita mucho que la gente esté constantemente hablando sobre cuánto he gastado en cirugía plástica", declara.
Sin embargo, Demi Moore no tiene pudor en admitir que ha pasado por el quirófano, pero asegura que la cantidad que se ha gastado en operaciones está sobrestimada. Aclara también que no se ha realizado ningún retoque en la cara.
Seguramente esa imagen tan juvenil ayude a que, como cuenta la actriz, los 15 años de edad que le separan de su marido Ashton Kutcher no supongan "ningún problema" a la pareja, que no descarta tener un hijo.