Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Descubren variaciones genéticas que predisponen a cometer crímenes violentos

Investigadores del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia) han descubierto que las variantes de dos genes --MAOA y CDH13--, relacionadas con la absorción de dopamina y el desarrollo de las conexiones neuronales, predisponen a cometer crímenes violentos.
El estudio, publicado en la revista 'Molecular Psychiatry' y recogido por la plataforma Sinc, se ha realizado sobre una muestra de 895 fineses condenados por crímenes violentos, mostrando que la correspondencia entre el comportamiento agresivo y las mutaciones genéticas fue mayor en los grupos de individuos que habían cometido dos o más crímenes.
No obstante, no se encontraron variaciones significativas en los genes del grupo de control de delincuentes no violentos. Y es que, mientras que el gen CDH13 contribuye al desarrollo de las conexiones neuronales del cerebro y está asociado al trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el gen MAOA se encarga de metabolizar la dopamina, sustancia relacionada con las emociones fuertes tales como el amor y la violencia.
En este sentido, la variante de MAOA cuya absorción de dopamina es demasiado baja, llamada 'gen del guerrero', tiene como consecuencia una mayor atracción por las situaciones de riesgo y un aumento del comportamiento violento. Además, los autores han comprobado que el consumo de sustancias como el alcohol influyen también en el comportamiento agresivo.
EL 20% DE LAS PERSONAS SON PORTADORAS DE MUTACIONES DE ESTOS GENES
Más del 20 por ciento de los individuos del mundo son portadores de mutaciones de bajo riesgo de estos genes. Sin embargo, los investigadores han asegurado que aunque poseer una combinación de alto riesgo aumenta en 13 veces el peligro de desarrollar comportamientos violentos, la gran mayoría de los individuos que lo poseen no llegan a manifestarlo.
Ahora bien, los estudios genéticos indican que el 'gen del guerrero' es mucho más habitual en hombres que en mujeres. Esto se debe a que las hembras tienen dos cromosomas X, por lo que si esta variación se aloja en uno de ellos, es muy probable que se compense con el gen del cromosoma gemelo. Sin embargo, los varones tienen únicamente un cromosoma X, por lo que esta mutación no puede ser subsanada.
Respecto a la hora de prevenir conductas violentas, los investigadores consideran que los resultados obtenidos son muy débiles para ser usados en estrategias de prevención o para dictar sentencia, aunque han comentado la posibilidad de que se use esta predisposición genética para el tratamiento de estos delincuentes.