Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Economía/Energía- La CNMC cifra en 16,1 millones los usuarios de luz con la tarifa regulada susceptible de refacturación

Los consumidores domésticos pagan diez veces más peajes por kilovatio hora que las grandes industrias
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) cifra en 16,1 millones los consumidores con suministro regulado de último recurso al cierre del primer semestre de 2013, de los que 16 millones son domésticos y el resto, pequeñas empresas.
Estos consumidores con la antigua Tarifa de Último Recurso (TUR), ahora conocida como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), pertenecen al perfil de usuarios que podrán beneficiarse de la refacturación anunciada por el Gobierno con la que se ajustará el precio pagado en el primer trimestre al coste final de la energía marcado por el mercado eléctrico.
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha cifrado en unos 300 millones de euros el importe de esta refacturación, de modo que, si se aplica sobre cerca de 16 millones de consumidores, ascendería a una media de 18 euros por consumidor.
La cifra de consumidores aparece recogida en el último boletín estadístico del mercado minorista de electricidad correspondiente al primer semestre de 2013, publicado esta semana por la CNMC, y es solo un dato orientativo, ya que ha sido calculada al margen de cualquier análisis técnico relacionado con la refacturación de los próximos meses. La CNMC anunciará antes del 15 de mayo el importe de esta devolución.
El informe muestra además que, por grupos empresariales, Endesa cubre el 44% del consumo de los usuarios con tarifa de último recurso, frente al 33% de Iberdrola, el 18% de Gas Natural Fenosa y los porcentajes de cerca del 1,5% registrados por separado por EDP y E.ON.
El informe muestra además la hegemonía de las empresas de distribución dentro del negocio de comercialización en su área de actividad. En el primer semestre de 2013, el 73% de los consumidores tenía un contrato de suministro con una comercializadora filial de su distribuidora.
EL DOMÉSTICO PAGA DIEZ VECES MÁS PEAJES.
En el informe semestral del regulador se aprecia además que los consumidores domésticos pagan 9,42 céntimos por kilovatio hora (kWh) de peajes eléctricos, esto es, de costes regulados, diez veces más que los 0,84 céntimos que pagan los grandes consumidores.
Los consumidores domésticos pagan además un 64% más que el precio medio de los peajes para el conjunto de los consumidores, que en el primer semestre de 2013 se situó en 5,72 céntimos por kWh.