Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exodus: Así abrió Ridley Scott las aguas del Mar Rojo para Christian Bale

En Exodus: Dioses y reyes Ridley Scott recrea de nuevo en el cine la historia de Moisés. Una epopeya bíblica que tiene en el paso del Mar Rojo uno de los capítulos fundamentales y, según el director, más difíciles de lleva a la gran pantalla de forma verosímil.
"No puedes hacer que el agua se separe en dos muros sin más", explica Scott, quien tuvo que buscar alguna manera realista para que la hazaña de Moises (Christian Bale) guiando al pueblo de Israel a través de las aguas para escapar de los egipcios fuese posible, y no "algo que no me creía ni cuando era un niño", declara el director.
Es entonces donde entra la ciencia en Exodus, y más concretamente a un desastre natural del año 3.000 antes de Cristo: Un terremoto submarino que llegó desde Italia a Egipto. "Obviamente, me pareció lógica una división del mar por el drenaje del agua" explica Scott, para quien, de esta forma, el agua "termina volviendo con muchísima fuerza" debido al terremoto.
De esta forma y, aunque las plagas de la película no puedan ser tan bien explicadas como esta 'división de las aguas', la derrota de Ramses (Joel Edgerton) en Exodus cobra más de sentido en la vida real.
Además de Bale y Edgerton, el reparto de Exodus: Dioses y Reyes se completa con un buen puñado de caras conocidas entre las que destacan John Turturro, Aaron Paul, Ben Mendelsohn, Sigourney Weaver o Sir Ben Kingsley. Lo nuevo de Ridley Scott llegará a los cines españoles el próximo 5 de diciembre.