Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece el fundador del Grupo Barceló, Sebastián Barceló Oliver, a los 79 años

El presidente de la Fundación Barceló y copresidente de honor del Grupo Barceló, Sebastián Barceló Oliver, ha fallecido esta madrugada en Mallorca a los 79 años, tras una enfermedad.
El grupo turístico mallorquín informó en un comunicado que el funeral tendrá lugar mañana, lunes, a las 20.00 horas, en la Iglesia de Santa Eulalia, de Palma.
Sebastián Barceló Oliver (Felanitx, 1930) fue uno de los visionarios del mercado turístico en España y, junto con su hermano Gabriel, creó un imperio que ha traspasado fronteras y que en la actualidad cuenta con 187 hoteles en 16 países y medio millar de agencias de viajes, en 23.
Primer ejecutivo del Grupo desde 1993 hasta el 2000, sucesor de su hermano Gabriel, Sebastián Barceló estuvo hasta ahora al frente de la Fundación Barceló (constituida en 1989 en honor a sus padres) y durante los últimos nueve años ejerció el cargo de copresidente de honor de la firma turística.
Nacido en el seno de una familia de cuatro hermanos, en la pequeña población mallorquina de Es Carritxó, Sebastián Barceló se inició en los negocios con 12 años, mano a mano con su hermano Gabriel.
Ambos ayudaban a su padre en su empresa de transporte de viajeros y mercancías por carretera, germen de lo que años después se convirtió en Barceló Corporación Empresarial.
"No había duda: el turismo iba a ser la primera industria de las Baleares e incluso de España. Y teníamos claro que queríamos estar allí, en primera línea, liderando esa gran revolución", solía decir Sebastián Barceló, según recoge el comunicado emitido por el grupo.
El gran salto lo dio Barceló cuando decidió lanzarse a la construcción y gestión de plazas hoteleras.
Además de su expansión nacional, los hermanos Barceló apostaron por la internacionalización, lo que actualmente se ha convertido en uno de los signos de identidad de su negocio.
Su primera inversión fue en Playa Bávaro (República Dominicana), con la construcción de un hotel en 1985.
Sebastián Barceló recibió numerosos reconocimientos como la Medalla del Plata al Mérito Turístico (1979); la de Oro (1995); la de la Cámara de Comercio de las Islas Baleares (1997); el premio al Mejor Empresario Turístico del Año (1999), entre otros.
A estos galardones, se suman las distinciones con las que lo homenajearon en la República Dominicana, de donde era Caballero de la Orden Heráldica de Cristóbal Colón y Pionero del Turismo en el Este del país.