Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Fulham, un modesto que nunca se rinde

La Europa League vivirá el próximo 12 de mayo su gran noche. El Atlético de Madrid buscará su primer título de la temporada ante el Fulham, uno de los equipos modestos de la Premier League, pero que se ha mostrado sólido y combativo en la competición continental. La rapidez y habilidad de sus extremos, Duff y Davies, y su delantero Zoltan Gera, lo más peligroso de los cottagers.
Con una Intertoto y varias Ligas de la segunda y tercera división inglesas, el equipo del magnate Mohammed Al Fayed (propietario de los conocidos almacenes Harrods), el Fulham es uno de los clásicos de la Premier League. Fundado en 1879, es el equipo profesional más antiguo de la capital, Londres.
Su nombre original fue Fulham St Andrew's Church Sunday School FC. El nombre actual lo adoptó en 1888. En sus primeros años de vida, todos los jugadores del equipo eran cristianos. Es uno de los conjuntos que más años consecutivos ha estado en la Premier League sin descender de categoría.
El Fulham actual basa su juego, como la mayoría de los equipos ingleses, en el físico y el juego rápido y de contragolpe. Cuentan para ello con Damien Duff, el ex del Chelsea y el Newcastle, entre otros, conserva su velocidad y su capacidad de desborde. En la banda derecha, otro ilustre veterano, Simon Davies, tiene un guante en su pierna diestra. Ambos están siempre bien apoyados por Paul Konchesky, un defensa que sube al ataque con gran facilidad.
Pero lo más temible son sus dos delanteros, Bobby Zamora y Zoltan Gera. El primero lleva dos temporadas en el equipo y ha sido esta última cuando se ha destapado como goleador, sobre todo en la Europa League, donde ha marcado ocho tantos. No es muy habilidoso, pero posee buen disparo y remata bien de cabeza.
Gera, o 'el húngaro', es un jugador de banda pero en el Fulham juega como delantero. Y la verdad es que está ofreciendo un gran rendimiento. Marcó el gol que dio a los cottagers el pase a la final. A pesar de su altura, es habilidoso y tiene un gran disparo con la pierna derecha. Además de estos, no hay que perder de vista al estadounidense Clint Dempsey (un gol suyo apuntilló a España de la Copa Confederaciones) o a los veteranos Danny Murphy y Mark Schwarzer, que ya saben lo que es disputar una final de la Copa de la UEFA.
El Fulham se presentará en Hamburgo sin nada que perder y con mucho que ganar. Nada menos que la oportunidad de hacer historia consiguiendo su primer título de renombre, por lo que será sin duda un rival muy peligroso para el Atlético.
JNP