Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fundación Barrié acuerda con FIPSE transferirle la metodología de su Fondo de Ciencia

El presidente de la Fundación Barrié, José María Arias Mosquera, y el vicepresidente de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE), Alfonso Beltrán García-Echániz, han firmado un convenio por el cual la Fundación Barrié transfiere la metodología de su Fondo de Ciencia a FIPSE, institución presidida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en la que participan como patronos el Instituto de Salud Carlos III, MSD, Abbvie, Gilead, Janssen y Sanofi.
Se trata de una herramienta que permitirá a FIPSE organizar eficientemente la etapa II de su estrategia correspondiente a la financiación de la Prueba de Concepto seleccionados por FIPSE, y contribuirá al desarrollo de los fines fundacionales de la organización.
Los objetivos del fondo son promover la sostenibilidad de la investigación de excelencia, trasladar los resultados científico-tecnológicos generados en el sistema de investigación a la sociedad y abrir la ciencia y la I+D pública a la inversión privada, apoyando la generación de oportunidades de inversión basadas en desarrollos científico-tecnológicos.
"El fondo en ciencia no es más que una herramienta para establecer una metodología y crear un puente para que la investigación excelente llegue al mercado, algo que los investigadores no consiguen fácilmente, y que el mercado lo retorne vía patentes, licencias, contratos con empresas", ha aseverado Arias Mosquera.
En este proceso, la Fundación Barrié no solamente financia las fases de valorización, prueba de concepto y comercialización de resultados científico-tecnológicos generados en el sistema de investigación con potencial comercial y de generación de retornos, liderados por científicos e investigadores de reconocida solvencia, sino que actúa como socio estratégico en la valorización de los resultados de investigación, en su explotación comercial y en su difusión a la sociedad.
Para ello, cuenta con el asesoramiento de un conjunto de expertos de nivel internacional, entre los que se encuentra la sociedad de transferencia de tecnología de la Universidad de Oxford, ISIS Innovation. Así, a lo largo de todo el proceso, la Fundación acompaña y apoya de forma muy cercana al equipo en todas sus fases, aportando inteligencia de negocio, capacidad de gestión, profesionalización del análisis y estrategia y pone al servicio del proyecto toda la red de contactos que ha ido desarrollando a lo largo de sus 50 años de historia.
DOTADO CON 5,5 MILLONES DE EUROS
Como resultado, el Fondo de Ciencia de la Fundación Barrié, dotado inicialmente con 5,5 millones de euros, ha apoyado cinco proyectos que hasta la fecha han supuesto una inversión cercana a los tres millones de euros, de los cuales cuatro proyectos continúan vigentes.
Además, el fondo, como experiencia basada en la filosofía "aprender-mejorar haciendo", ha servido como herramienta y ha permitido a la Fundación Barrié diseñar, desarrollar y validar una metodología contrastada desde la práctica, que ahora se pone a disposición de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud en España (FIPSE) para su aplicación de sus programas de apoyo a la investigación y transferencia a nivel nacional.
De hecho, el pasado mes de enero, la Fundación Barrié firmó un convenio con la Consellería de Economía, Emprego e Industria de la Xunta de Galicia para transferir la metodología de su Fondo de Ciencia a la Axencia Galega de Innovación (GAIN) de la Xunta de Galicia para la creación de un Programa Prueba de Concepto.
Por su parte, la estrategia de FIPSE de apoyo a la innovación sanitaria contempla tres etapas. La primera se centra en estudiar la viabilidad económica y técnica industrial de los proyectos. Los que superan esta fase y se consideran viables, pueden optar a las ayudas de la II Etapa que concede FIPSE para realizar pruebas de concepto previas a su lanzamiento comercial.
De resultar positivas, FIPSE seguirá colaborando en los proyectos dándoles soporte en el desarrollo de negocio y apoyo en la búsqueda de financiación hasta llevarlos a las puertas del capital riesgo y la constitución de 'spin-offs', en palabras del Vicepresidente de FIPSE,
"Nuestro objetivo es cubrir todo el ciclo de vida de la innovación sanitaria, desde la idea inicial a su explotación comercial. Los centros donde se produce investigación para el sistema de salud centran todos su recursos y esfuerzos en las investigaciones preliminares y parte del desarrollo, a partir de ese momento el papel e FIPSE es cubrir los aspectos de desarrollo e innovación viabilidad, adecuación al mercado, financiación, comercialización e internacionalización, con el soporte de equipos especializados en la aceleración de empresas y la subvención de aquellos estudios que nos permitan determinar, en una etapa temprana, si estos proyectos serán o no viables", ha zanjado Beltrán.