Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gran Hermano del Mundial

Los concursantes llegarán al chalet, en el barrio periférico de Songzhuang, el día que comienza el campeonato (11 de junio), y pasarán allí 32 días conviviendo y superando distintas pruebas, entre ellos tests de conocimiento sobre fútbol y los Mundiales.
El ganador del concurso, organizado por la web de vídeos Kuliu y que se emitirá las 24 horas en la red, se llevará 100.000 yuanes (unos 10.000 euros o 12.000 dólares).
Todas las habitaciones, exceptuando el baño, serán vigiladas por cámaras, y los concursantes dispondrán de dormitorios de dos camas, en uno de los primeros concursos chinos que imita el formato 'Gran Hermano' que tanto éxito ha tenido en Occidente.
Los concursantes comenzarán a ser eliminados y a salir progresivamente de la casa cuando el Mundial de Sudáfrica 2010 entre también en su fase de eliminatorias, a partir de los octavos de final
Durante su estancia en la casa, los jugadores no podrán leer libros ni ver otro programa televisivo que no sean los partidos del Mundial.
China no participa en los Mundiales de Fútbol desde 2002 (su única aparición en el torneo por ahora), pero sus aficionados son apasionados seguidores de la competición, y la cobertura que del campeonato hacen televisiones y webs de Internet chinas es tan intensa o más que en Europa o América.
Pese a que la diferencia horaria obligará a trasnochar a muchos hinchas chinos, se esperan audiencias millonarias en los partidos (los canales deportivos los emiten todos en abierto, primero en directo y luego en diferido).
Los telespectadores chinos apoyan especialmente a las grandes favoritas para alzar la Copa, desde Brasil y Argentina a Italia, Alemania, Inglaterra o España, aunque también habrá muchos que animarán a la vecina Corea del Norte, por la amistad histórica que une a los dos países comunistas. BQM