Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade Goody se despide de su marido

La nueva estrella mediática británica, pasó todo el día posterior a su boda de ensueño descansando ya que el día más feliz de su vida la dejó agotada. Jade pasó el día acompañada de su marido, Jack, que tendrá que regresar a la cárcel tras agotar el permiso que le han concedido para casarse.
La pareja está feliz tras haber cumplido uno de sus sueños, pero los preparativos de la boda le han dejado literalmente destrozadas. Un amigo de la pareja, afirma al diario 'The Sun' que "ella no podía levantarse de la cama, pero no le importa porque fue la novia más feliz del mundo".
Jade, que llevaba un vestido de novia de 3.500 dólares, había planeado hasta el último detalle de su boda. Uno de los momentos más emotivos, según The Sun, fue cuando sus amigos le entregaron un montaje de las imágenes de su vida.
"Agotada mentalmente"
La concursante de Gran Hermano tuvo que ser ayudada por dos amigos para llegar al coche que le esperaba en la puerta del hotel para dirigirse a su casa. Un abundante grupo de fans le esperaban en la entrada para darle su apoyo.
Jade se mostró muy abatida por tener que separarse de nuevo de su marido. Uno de sus amigos cuenta en el diario 'The Sun' que "ella está agotada emocionalmente, es posible que hayan pasado su última noche juntos.
El próximo capítulo de la agonía televisada de Jade será el bautizo de sus hijos, Bobby de cinco años y Freddie de cuatro. Al parecer, será una ceremonia íntima sólo para familiares y amigos y tendrá lugar la próxima semana. BQM