Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jade quería un funeral sin alcohol

Jade al llegar a la India. En el confesionario del Gran Hermano del país asiático fue donde se le comunicó que padecía cáncer. Foto: Archivo EFEtelecinco.es
La familia de Jade seguirá a rajatabla sus últimas voluntades. En su televisado funeral, previsto para el próximo sábado 4 de abril y abierto a todo aquél que quiera despedirse de ella, el alcohol estará prohibido. La primera estrella mundial de la telerrealidad, que falleció el domingo pasado a los 27 años víctima de un cáncer cervical, declaró en octubre: "No quiero que nadie se emborrache cuando yo muera, beberán te y llorarán", según the Mirror.
A parte de la prohibición de bebidas alcohólicas, se han hecho públicos los detalles del funeral y de los últimos deseos de la ex gran hermana británica. Goody será enterrada con su vestido de novia, que costó alrededor de 4000 euros, su viudo Jack Tweed no pasará el sábado en la cárcel  y se tatuará un mensaje cerca de su corazón, y su madre se ha arreglado la dentadura después de los ruegos de su hija antes de morir.
 
Los que no estarán presentes en el último adiós a Jade serán sus dos hijos. Jackey Budden, la abuela materna, ha declarado que los "corazones rotos de Bobby y Freddie no podrán aguantar la angustia de presenciar el funeral". Los dos pequeños de cinco y cuatro años no encuentran consuelo ante la pérdida de su madre y no encabezarán el cortejo fúnebre de veintiún coches tal como ella había pedido. Entre otras personalidades, se ha invitado a Michael Jackson, que había expresado su deseo de conocer a Goody.
 
La muerte de Jade salvará la vida de muchas
El cáncer cervical es el que más víctimas se cobra entre las mujeres que rozan los 30 años, y es también el que mejor prevención tiene si se detecta a tiempo. Hasta que los medios no se hicieron eco del caso de Jade Goody, el 40% de las británicas no se hacían chequeos. Durante estos últimos días, los médicos ingleses han experimentado un incremento de pacientes que acuden a su consulta para realizar tests de prevención de las enfermedades cancerígenas.
 
Además, acaba de lanzarse en el Reino Unido una campaña que quiere reducir la edad de los primeros reconocimientos de prevención del cáncer. Hasta ahora, se recomendaba visitar al médico a los 25. La campaña propone realizarse los primeros exámenes de salud a los 20 años como resultado del desenlace de la historia de Jade Goody.