Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

John Goodman, el auténtico monstruo de Calle Cloverfield 10

El próximo viernes 18 de marzo llega a los cines Calle Cloverfield 10, un misterioso thriller que guarda una todavía enigmática relación con Monstruoso (Cloverfield) y que pone encima de la mesa una gran pregunta: ¿Quién es el verdadero monstruo? Y es que si ahí fuera merodea algo, dentro del búnker en el que se refugian los protagonistas de la nueva producción de J.J. Abrams sí hay un auténtico monstruo, en el sentido más amplio de la palabra. Y ese no es otro que John Goodman.
No en vano ya hay quien se atreve a señalar su actuación en Calle Cloverfield 10 como el mejor trabajo de su carrera. Es más, los hay incluso que se aventuran a alzar la voz, de forma todavía algo temprana, y reclamar ya una nominación al Oscar para Goodman. ¿Precipitado? Puede que sí. ¿Descabellado? En absoluto.
Y eso son palabras mayores teniendo en cuenta que hablamos del hombre que acompañó a Roseanne durante nueve temporadas, del actor que dio vida al disparatado amigo del Nota en El gran Lebowski, al sórdido Charlie Meadows de Barton Fink, al turbio prestamista de El jugador o al atípico magnate musical de A propósito de Llewyn Davis. Ahora, en Calle Cloverfield 10, Goodman añade a su variopinta colección de personajes inolvidables a Howard, incorporando un registro nunca antes visto en su muy dilatada filmografía.
"UN SOLITARIO INCOMPRENDIDO"
Si bien durante la magistral promoción de la película en la que él también ha estado implicado Goodman se limita a señalar que únicamente interpreta "a un hombre solitario e incomprendido" y que el resto "es cosa de los guionistas y el director", lo cierto es que el actor de San Luis (Misuri) nunca ha resultado tan inquietante como en la película que llega este viernes a los cines.
En Calle Cloverfield 10 es su colosal y turbadora interpretación la que sostiene buena parte del peso de la trama. Una historia cargada de tensión, misterios y sorpresas que, según han revelado los miembros del equipo, se rodó en estricto orden cronológico para conseguir una vertiente más teatral.
El director Dan Trachtenberg buscaba así sacar el máximo partido a la situación límite que presenta Calle Cloverfied 10: tres personas encerradas en un puñado de metros cuadrados que no saben cuánto tiempo tendrán que permanecer juntas... ni siquiera si saldrán al exterior algún día. Un método idóneo para plasmar con mayor fidelidad esa compleja relación de tensión y dependencia, de confianza y desconfianza que se establece entre Howard y sus "huéspedes" de refugio, Michelle (Mary Elizabeth Winstead) y Emmet (John Gallagher Jr.).
¿SALVADOR O CARCELERO?
En ese búnker que ha estado construyendo durante años, Howard les mantiene a salvo de aquello o aquellos que han terminado con todos en la superficie. Desde su punto de vista él les ha regalado la vida, aunque ellos se sientan prisioneros. No es de extrañar, por tanto, que espere un poco de respeto y gratitud por parte de sus 'invitados'.
Para comprobar si la historia de Howard es cierta o él es el verdadero monstruo que les tiene prisioneros y, sobre todo, para comprobar cuál es el nexo de unión entre la cinta del debutante Dan Trachtenberg y Monstruoso de Matt Reeves, habrá que acudir a los cines a partir de este viernes, cuando Calle Cloverfield 10 llegue a la cartelera.