Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leo Messi en el banquillo de los acusados


Al delantero Leo Messi ésta vez le toca defenderse de una acusación de fraude fiscal. Por presuntamente haber ocultado a Hacienda los ingresos por derechos de imagen generados entre 2007 y 2009. En total, 4,1 millones de euros. Pero la estrella del Barsa le ha dicho al juez que él sólo jugaba al fútbol y que confiaba plenamente en su padre, Jorge Horacio Messi. Y el padre ha protegido a su hijo diciendo que no sabía nada de contartos ni  de números.

Ahora el juez dirá si el número 10 del Barsa, además de jugar al fútbol, es responsable de sus cuentas...con todas las consecuencias. También, penales.  La abogacía del Estado pide una pena de 22 meses de cárcel para padre e hijo.  Sin embargo, la Fiscalía sólo pide cárcel para Jorge Messi al que responsabiliza de crear una estructura societaria con el fin de evadir esos impuestos a espaldas de su hijo.