Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Loeb se hace con la victoria, seguido de un gran Sordo

El francés Sebastien Loeb, de Citroen, celebra su victoria junto a su copiloto Daniel Elena (izda) en el Rally de Bulgaria en Borovets, Bulgaria. EFEtelecinco.es
El francés Sebastien Loeb (Citroen) se hizo finalmente con el triunfo en el rally de Bulgaria, séptima cita del mundial, seguido del español Dani Sordo (Citroen) que se impuso en su duelo particular al noruego Petter Solberg (Citroen) por el segundo puesto, que duró hasta el final.
Loeb ha dominado la prueba de principio a fin, y cimentó su triunfo el viernes cuando marcó el mejor tiempo en cada uno de los cuatro tramos y colocó una ventaja que ya sería insalvable.
Desde ahí el interés quedó en la lucha por el segundo puesto, que primero se centró entre Sordo y el francés Sebastien Ogier (Citroen) para posteriormente quedar entre el español y Solberg, y que fue finalmente para Dani.
Una vez más, Sebastien Loeb vuelve a demostrar que es intratable sobre el asfalto. Y ya da igual que sea un terreno inhóspito como era el caso de Bulgaria, una cita que debutaba en el mundial de rallys y en donde todos los pilotos partían con las mismas posibilidades.
Había que adaptarse rápido al terreno, las condiciones y acertar en las decisiones. Y ante esto, Loeb volvió a ser el mejor.
Salió rápido desde el principio, y aprovechó los primeros tramos en los que la mayoría prefieren esperar y comprobar la adaptación del vehículo a las condiciones, para marcar diferencias.
Así, en una primera jornada en la que sólo hubo cuatro tramos fue el más rápido y elevó la diferencias con su perseguidor al medio minuto.
A partir de ahí, sólo tuvo que seguir siendo rápido pero sin luchar por los mejores tiempos, le bastaba con estar entre los primeros y mantener las distancias con sus perseguidores.
A esto tuvo que añadir el acierto en la elección de neumáticos ayer en el primer tramo cuando bajo un cielo cubierto, fue el único que montó gomas de lluvia y se encontraron con zonas mojados.
Y desde ahí, fue testigo de excepción de la lucha que se produjo por el segundo puesto.
Sordo comenzaba la prueba amenazando con dar el máximo de sí mismo y que buscaría la victoria. Está dolido tras la decisión del equipo de sustituirle en el volante oficial, por Ogier, en los rallys de tierra y quería demostrar que también es un ganador nato.
Así, desde el principio se colocó segundo, pese a la incomodidad que le suponían los continuos baches. Pero primero tuvo que lidiar con Ogier, aunque éste se borraría pronto al pasarse un cruce y perder un minuto en este punto.
Posteriormente sería Solberg el opositor a su plaza, y no se lo puso nada fácil. Tres mejores tiempos en los últimos tramos de ayer, gracias a una mejor elección de neumáticos, y otro en el primer tramo de hoy le dejaba a menos de cuatro segundos.
Pero ése sería el momento en el que Sordo apretaría, y respondía con un mejor tiempo en el segundo tramo, antes del paso por la asistencia.
Solberg volvía a ser el más rápido en el tercero, pero con Sordo pegado, y en el último, con una diferencia de más de cinco segundos, decidía abandonar la lucha para conformarse con ser tercero. Este segundo puesto supone el mejor resultado del año para Dani.
Cuarto terminó Ogier, quien volvió a demostrar que está en un gran momento de forma, y completó el dominio de Citroen, con los cuatro primeros puestos copados por la marca gala.
De hecho marcó el mejor tiempo en el último tramo, el que iba decidir la segunda plaza. Es un piloto con un gran potencial y será oficial en Finlandia con Citroen.
La pena estuvo en los Ford. Nunca estuvieron a la altura, y desde el primer día se vio que no presentarían mucha oposición a los Citroen en la lucha por las primeras plazas. El finlandés Mikko Hirvonen fue quinto, y la desventaja con Loeb en el mundial es excesiva, lo que permite al galo soñar con su octava corona.
En cuanto al mundial Junior, el español Yeray Lemes no pudo salir hoy a pista después de la exclusión de los comisarios ayer, cuando era tercero.
Sufrió un problema de suspensión y se vio obligado a repararlo en un lugar no permitido. La dirección de carrera aplicó el reglamento y hoy no pudo continuar. Una lástima porque estaba realizando un magnífico rally.
Con el triunfo de hoy, Sebastien Loeb suma su cuarta victoria de la temporada y la 58 en la historia del campeonato, algo que supone una ampliación del récord que ya tenía. Amplía su ventaja en el mundial, con 151 puntos por 100 de Ogier y 86 de Hirvonen. Sordo se mantiene en la sexta plaza ahora con 67 puntos.
La próxima cita será entre los días 29 y 31 de julio en Finlandia, y sobre tierra.