Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luke Evans es Drácula: "Lo que más me asusta es lo que no veo"

"Lo que más me asusta siempre es lo que no veo", ha manifestado el actor Luke Evans, quien se mete en la piel del príncipe Vlad en la película 'Drácula: La leyenda jamás contada', que llega este viernes a los cines españoles y en la que se muestra una versión muy diferente al personaje que ideó el escritor irlandés Bram Stoker en 1897.
El intérprete galés ha visitado esta semana Madrid para presentar este filme, en el que ha tenido que interpretar uno de los papeles "más exigentes" de su carrera, según ha confesado este martes durante un encuentro con los medios.
"Nunca había hecho algo tan exigente. Los fines de semana, cuando la gente estaba en los pubs, yo estaba en el gimnasio preparando la próxima coreografía. Ha supuesto mucho compromiso, pero estoy contento", ha destacado Evans.
Esta historia cuenta los orígenes de Drácula y por ello, aunque ha visto "todas las películas" que se han hecho sobre el famoso vampiro, afirma que no podía inspirarse mucho en este personaje, pero sí en la historia del príncipe, para entender el contexto histórico.
Preguntado por los monstruos que le causan mayor miedo, Evans ha indicado que habitualmente lo que más le asusta es aquello que no ve. La "actividad paranormal" y la "psicología mental" es lo que más le asusta, aunque ha admitido que el monstruo de la película 'El laberinto del fauno' también le asusta mucho.
En este caso, el actor interpreta a una persona que tiene la "capacidad para rendirse a las fuerzas del mal y perder la humanidad".
En cuanto al actor Charles Dance, que se mete en la piel del Vampiro maestro, Evans ha indicado que da la "impresión de que causa miedo porque tiene mucha presencia" y ha destacado su calidad como actor, no solo profesional sino también humana. "Es el más dulce, es muy generoso", ha dicho.
VAMPIRO "OSCURO, SUCIO Y TRÁGICO"
Preguntado por la presión que puede suponer interpretar un personaje tan conocido en la cultura popular, el actor quita importancia y sostiene que el hecho de interpretar a un personaje tan distinto al de Stoker, que es el que la gente conoce, no le ha impuesto "ninguna restricción".
Respecto a las diferencias con la saga 'Crepúsculo', el protagonista de esta película ha señalado que aunque ha resultado ser un "fenómeno enorme que ha llamado la atención", existe "otro público que no reclama eso, sino la historia trágica". Esta cinta, tal y como ha destacado, está basada en "otra idea de vampiro, más sucio, oscuro y trágico, más realista dentro de lo que puede ser un vampiro".
Evans cree que podría interpretar de nuevo a Drácula en una futura película y avisa al público para que "esperen lo inesperado". "No es la típica película de Drácula, la gente va a identificarse con el personaje, va a sentir empatía", ha concluido.