Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercado sin ley

Mercamadrid es la gran ciudad alimentaria de nuestro país. Se trata del mayor mercado de España. En tan sólo una semana pueden pasar por aquí unos 34 millones de kilos de frutas y hortalizas. Sin embargo, fruteros y asentadores denuncian la preocupante falta de seguridad con la que acuden a hacer sus negocios a diario.
La Asociación de Fruteros denuncia que el comercio de esta fruta en la vía pública conlleva un riesgo para la salud, ya que muchas veces proviene de los contenedores de basura donde se deposita la mercancía que ya está pasada. En estos mismos contenedores se vierten a su vez todo tipo de residuos, por lo que se puede generar una contaminación cruzada. Se trata también de competencia desleal, ya que muchas veces estos fruteros ilegales no dudan en ponerse a vender la mercancía robada a mitad de precio, muy cerca de fruterías y mercados.
Éstos robos se producen muchas veces ante los ojos de los guardias de seguridad, que según las denuncias prefieren mirar para otro lado antes de enfrentarse a estos grupos.
Pero los ladrones saben que en Mercamadrid no sólo hay fruta, también mucho dinero en efectivo. En las oficinas ya se han cometido los primeros atracos a mano armada, y existe una preocupante sensación de inseguridad entre los empleados encargados del traslado de fondos a las entidades bancarias.
Fruteros y Asentadores reclaman mayores medidas de seguridad, y que se controle de forma escupulosa el control de acceso al mercado, ya que en estos momentos cualquiera que pague el peaje de acceso puede entrar al recinto, aunque no sea un profesional.
La dirección de Mercamadrid no ha querido hacer declaraciones para este reportaje.