Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Mesa del Tabaco advierte de que un empaquetado genérico "abriría la puerta a la falsificación"

La Mesa del Tabaco ha trasladado a las autoridades españolas y comunitarias su "preocupación" ante la posibilidad de que se introduzcan en la UE medidas de empaquetado genérico como las que se están barajando en Australia, y ha advertido de que supondría "abrir la puerta a la falsificación y al contrabando de productos sin control sanitario".
En una nota de prensa, el órgano en el que están representados todos los agentes del sector asegura que una decisión de este tipo "atentaría contra las garantías que son aportadas por las marcas y que permiten a los consumidores ejercer su libre derecho de elección y de identificación". Asimismo, abriría la puerta al "mercado ilícito, a la falsificación y al contrabando, con graves consecuencias sobre temas tan importantes como la salud, las restricciones de acceso al tabaco de los menores o la recaudación impositiva del Estado".
Todo ello sin contar con evidencias científicas que sustenten la afirmación de que un empaquetado genérico sería más eficaz para reducir el tabaquismo, especialmente entre los jóvenes. Así, asegura que diversos estudios --como el Eurobarómetro publicado este año por la CE-- ponen de manifiesto la "falta de correlación" entre "este tipo de medidas extremas y advertencias sanitarias desproporcionadas" y el índice de consumo.
PERJUICIOS ECONÓMICOS
Además, generalizar el mismo empaquetado 'neutro' para todas las marcas provocaría "un grave perjuicio" para una importante industria española, que en 2011 aportó 9.600 millones de euros a las arcas públicas en concepto de impuestos y que emplea a cerca de 56.000 personas, según datos de la Mesa del Tabaco.
"En la Unión Europea esta propuesta generaría un conflicto de índole legal y de armonización del mercado interior muy importante, y en España atentaría contra nuestra propia Constitución al violar el derecho de propiedad intelectual", asegura el portavoz del organismo, Juan Páramo.
Y es que, a su juicio, el fallo de la Corte Constitucional australiana declarando válida esta normativa "no es, ni mucho menos, indicativo ni determinante de la constitucionalidad o legalidad de este empaquetado" a nivel general. "Otros países se rigen por diferentes sistemas legales", recuerda.
Por todo ello, los actores implicados en el sector y que se reúnen en la Mesa del Tabaco confían en que las autoridades europeas y españolas "sean conscientes tanto del precedente negativo que la expropiación de la marca puede significar en contra de derechos reconocidos por todas las legislaciones avanzada, así como de los daños que una medida similar provocaría a la sociedad en su conjunto".