Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Michelle y Carla se encuentran de nuevo

La primera dama francesa, Carla Bruni (dcha), camina junto a la primera dama estadounidense, Michelle Obama, hoy durante la celebración del 65 aniversario del Desembarco de Normandía en Caen, Normandía. EFEtelecinco.es
Las dos primeras damas con más glamour en la política internacional, Michelle Obama y Carla Bruni, volvieron a coincidir, por segunda vez en dos meses, hoy en Normandía para participar en el 65 aniversario del Día D.
Obama y Bruni tienen previsto almorzar juntas en una comida de carácter social mientras sus respectivos esposos, el presidente de EEUU, Barack Obama, y el jefe de Estado francés, Nicolas Sarkozy, celebran una reunión de trabajo.
Las dos coincidieron hoy en una ceremonia de bienvenida a los Obama en la Prefectura de Caen, donde acudieron con atavíos muy similares.
Michelle Obama lucía un vestido blanco sin mangas -el estilo favorito de la primera dama estadounidense- y un cinturón negro, mientras que Carla Bruni llevaba un vestido color marfil, igualmente con un cinturón.
Las dos ya habían coincidido hace casi exactamente dos meses en Estrasburgo (Francia) durante la cumbre de la OTAN.
Entonces, los expertos de la moda declararon a Michelle la vencedora en lo que respecta a estilo.
Obama lució en aquella ocasión un vestido rosa fucsia cubierto por una chaqueta de gasa negra bordada que eclipsó el discreto vestido gris, con un lazo en el escote, de la hasta entonces reina indiscutible de las primeras damas internacionales.
Tras los actos hoy en Normandía, los Obama regresarán a París, donde se reunirán con sus hijas, Malia, de diez años, y Sasha, de siete, para visitar la capital francesa antes de que el presidente emprenda regreso mañana a Washington.
Michelle y las niñas se quedarán aún unos días en París, donde celebrarán el octavo cumpleaños de Sasha y disfrutar de la ciudad.
Las pequeñas, en su primer viaje a Europa, y la primera dama ya empezaron sus actividades turísticas la pasada noche, cuando visitaron la Torre Eiffel durante media hora.