Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mosley está convencido de que la FOTA cederá y competirá en F1 en el 2010

El presidente de la FIA, Max Mosley (izq), sale del "motorhome" de la FIA en el "paddock" tras la celebración de la primera sesión de entrenamientos para el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula Uno en el circuito de Silverstone (Reino Unido). EFEtelecinco.es
Max Mosley, presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), se mostró hoy convencido de que las diferencias con la asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA), que anoche anunció su intención de crear un campeonato al margen, se solucionarán antes de la primera carrera del próximo campeonato, en marzo del 2010, porque esta entenderá que necesita competir en ese certamen.
"Yo no me lo tomo con tanta seriedad como otros porque sé que se trata de una pose. Todo parará entre principios de año y marzo del 2010, para la primera carrera. Todo esto pasará, se calmará y todos correrán", dijo Mosley a la BBC británica.
A la pregunta de si está seguro de que habrá una solución que evite la separación en dos campeonatos, Mosley dijo: "Absolutamente. Tengo total confianza porque al final las personas hacen lo que creen que es mejor para sus intereses y a los equipos les interesa estar en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno".
"Todo es cuestión de personalidades y de poder, de lo que uno quiere obtener de otro. Es fácil cuando no hay un objetivo cercano, pero cuando se acerque la primera carrera esto cambiará y allí estarán", agregó el presidente de la FIA.
"Ahora (los equipos) tiene una actitud dura porque hasta marzo del 2010 no pasa nada. Quedan nueve meses. Todos pueden adoptar una pose, pero todos sabemos que cuando se acerque Melbourne 2010 habrá un Mundial de Fórmula Uno y todo el que quiera estar en él, estará", afirmó Mosley.
"No pueden (los equipos) arriesgarse a no disputar el Mundial de Fórmula Uno, y nosotros seremos renuentes a tener una Fórmula Uno sin ellos, y me refiero a los ocho equipos (de la FOTA)", señaló.
Mosley cree incluso que algunos de los equipos desaparecerán porque los constructores "se darán cuenta de la gran cantidad de dinero que tendrían que desembolsar" y desistirán de continuar.
"Puede que perdamos uno o dos o puede que tres (equipos), así que necesitaremos nuevas escuderías para cubrir las vacantes. Los equipos con mayor tradición, incluido Ferrari, necesitan estar y seguro que estarán (en el Mundial del 2010). Se arreglará", señaló.