Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el hombre más gordo del mundo de un infarto

El británico Dave Brit, nombrado recientemente como el "hombre más gordo del mundo", falleció de un ataque al corazón. Brit, que pesaba 387 kilogramos, fue trasladado a un hospital londinense después de que un equipo de bomberos tuviera que intervenir para sacarlo de su casa.
"Este hombre era enorme, con un gran carácter, era un hombre decente (…) Los médicos le advirtieron de que tenía que bajar de peso para sobrevivir. Pero fue demasiado tarde, por desgracia", aseguró un amigo de Dave.
El hombre que sufría de obesidad mórbida intentaba bajar de peso con una dieta de choque en su casa en Croydon, pero colapsó y tuvo que ser trasladado al hospital por un equipo de bomberos y paramédicos, según publica el tabloide . 'The Sun'
En el hospital Princess Royal, donde lo atendieron tuvieron que acostarlo en una cama reforzada, y a pesar de ello terminó rompiéndose por el desorbitado peso del británico.
Una fuente cercana a Dave cuenta que apenas podía moverse y que necesitaba una grúa para ir al baño o para ducharse.
El recién fallecido se convirtió en el "hombre más gordo del mundo" después de que su compatriota y antecesor, Paul Mason, adelgazase 126 kilogramos hasta quedarse en un peso de 315 kilos.
Mason se sometió a una operación para colocarse balón gástrico, después de que los médicos le advirtiesen de que sus días estaban contados.