Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nace el USF1

El equipo estadounidense que se unirá a la parrilla en 2010 se presentó en un programa de televisión de la cadena especializada SpeedTV sin grandes estridencias. Ken Anderson y Peter Windsor, sus dos responsables, hablaron de la estructura de la escudería que tendrá su cuartel general en Charlotte y un presupuesto de 47 millones de euros. Los pilotos todavía no están confirmados.
"No existe un manual para poner en marcha un equipo de F1, pero si miras cómo se ha hecho en el pasado o recientemente, se trata de encontrar un rico multimillonario y ponerle un equipo a su disposición, y si tienes suerte y te contrata pues trabajas para él, o por el contrario puedes tener la suerte de que un gran constructor te contrite para trabajar en su propio equipo", explicaron ambos con ironía.
Pero tanto Anderson como Windsor aseguraron que siempre han querido tener su propio equipo y a su manera: "Puede sonar muy arrogante, pero tenemos algunas ideas que queremos aportar al deporte y creo que podemos hacerlo bien. La clave para ello es vender únicamente una pequeña parte de las acciones del equipo".
La base del equipo estará en Charlotte, Carolina del Norte. El motivo es sencillo: "La mayoría de la tecnología de la F1 viene de EEUU y el próximo año menos de la mitad de las carreras son en Europa, no hay motivo para estar allí. Además, el coste de hacer negocios aquí es mucho más barato que allí".
Comprarán el motor y la caja de cambios
El equipo presume de ser íntegramente estadounidense en su eslogan, 'Made in America', pero lo cierto es que Peter Windsor es inglés y el motor y la caja de cambios tampoco serán americanos: "Vamos a enviar una propuesta a todos los fabricantes de la F1, para hacerles saber que estamos aquí. Todos ellos tienen su principal mercado en EEUU, exceptuando Renault, y son conscientes de lo grande que es América y, por tanto, del agrado de BMW, Mercedes Benz y Toyota. Incluso con Renault se podría llegar a algún acuerdo".
Se habla de la inclusión de Danica Patrick en el 'gran circo' de la mano de USF1, pero ni Windsor ni Anderson confirmaron a los pilotos de la escudería. Se barajan varios nombres además de la piloto de la IndyCar, todos ellos estadounidenses: Scott Speed, Kyle Busch, Marco Andretti o Graham Rahal.
JNP