Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nanni Moretti: "No creo en el cine como una terapia para los directores"

"No creo en el cine como una terapia para los directores", ha afirmado el cineasta italiano Nanni Moretti, quien aborda la experiencia personal de la pérdida de su progenitora en el filme 'Mia madre', que se estrena este viernes en los cines españoles.
Su idea ha consistido en encarnar en el personaje de Margherita (interpretado por Margherita Buy) su propia experiencia: una directora de cine que está rodando junto a un famoso actor estadounidense (John Turturro), al tiempo que se enfrenta a la rebeldía de su hija adolescente y a la enfermedad de su madre.
Tal y como ha señalado durante una entrevista telefónica concedida a Europa Press, a pesar de no creer en la creación cinematográfica como una herramienta terapéutica, afirma que el personaje protagonista de esta historia le ha ayudado a entender la vida, aunque no se vea capaz de dar respuestas.
"No me sirve de ayuda para elaborar el luto o el duelo. Quizás algún espectador viendo esta película se ha sentido menos solo, entendido, pero en lo que a mí respecta, no me ha servido. Solo quería contar emociones, la humanidad de los personajes", ha dicho.
Moretti no solo dirige, sino que también es coproductor y coguionista de este filme. Además, al igual que en anteriores películas, participa como actor, aunque en esta ocasión ha preferido no interpretar su papel, sino mirarse desde la perspectiva del hermano, como en un juego de espejos.
"Giovanni es el hijo que siempre me habría gustado ser y probablemente también el hermano que Marguerita hubiese querido ser. No pensé en esto antes de hacer la película, pero ahora, después de terminarla, puedo imaginar o arriesgarme a hacer una lectura psicoanalista", ha dicho.
"LA MUERTE FORMA PARTE DE LA VIDA"
No es la primera vez que Moretti aborda la pérdida como tema central. 'La habitación del hijo' (2001), galardonada con la Palma de Oro del Festival de Cannes, narra el impacto de una familia ante la muerte de un ser querido.
A su juicio, "la muerte forma parte de la vida" y él, "desgraciadamente", no cree en una "vida más allá", por lo que, aunque no lo especifica en el guion, sus personajes no son creyentes, tal y como ha relatado. Por este motivo, considera sus historias "más crudas y dolorosas".
"Naturalmente es un tema que no habría contado con 30 años, pero cuanto más pasa el tiempo, la muerte y el sentimiento de pérdida forma parte de tu vida", ha dicho Moretti, aunque precisa que las dos pérdidas que narra en ambas películas son muy diferentes.
Mientras que 'La habitación del hijo' narra una historia ficticia sobre el "miedo que tienen todos los padres" a un dolor que describe como "menos natural", 'Mia madre' aborda una experiencia real que "forma parte de las muertes naturales".
EGOCENTRISMO Y PERFECCIÓN
Tal y como señala Moretti, ha trasladado al personaje de Margherita "muchas características" de su persona, tales como sentirse inadecuada con la relación tanto con su hija como con la madre, o estar enfadada siempre consigo misma y nunca poder vivir "en paz".
A ello, suma también cierto "egocentrismo" que, a su juicio, puede ser negativo para la "esfera social de una persona". "Cuando hago una película solo existe la película y esto es algo negativo. Una persona egocéntrica que tiene como oficio la dirección esto se multiplica", ha indicado.
Otro de los aspectos en los que coinciden el director y la protagonista es la relación que establecen con su madre. "Cuando sus exalumnos me hablaron de ella me dieron a conocer aspectos nuevos, me parecía que se me había escapado algo sustancial de ella, que no había entendido algo importante", ha concluido.