Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piqué, el 'pupas' de la selección

Gerard Piqué se está dejando la piel en el campo, literalmente. Los dos encuentros de la selección española en Sudáfrica le han supuesto cinco puntos de sutura, dos en la sien y tres en la boca.
En el partido disputado por la selección ante Honduras, Piqué recibió, en una jugada fortuita, una patada en la boca que le hizo sangrar abundantemente temiendo lo peor.
El zaguero catalán fue atendido inmediatamente por el doctor Óscar Luis Celada al comprobar que tenía toda la boca llena de sangre, pero sacó toda la casta y pudo continuar jugando, primero con una gasa taponando el corte y después con una aparatosa tirita.
Piqué tuvo que recibir otros dos puntos en el partido ante Suiza, esta vez junto a la ceja derecha. El defensa,  ya recibió otros dos puntos de sutura en el primer partido del Mundial frente a Suiza, pero en ese caso fue junto a la ceja derecha.
Por un momento, Piqué recordó a los aficionados españoles la triste imagen de Luís Enrique, lleno de rabia, con la camiseta blanca de la selección teñida de sangre por culpa del codazo que recibió de Tassotti en los cuartos del Mundial de Estados Unidos. Aunque, en esta ocasión la selección continúa en la competición y el delantero del Barcelona pudo sacar la 'furia' y la casta para seguir en el terreno de juego, a pesar del incómodo apósito que llevaba en la boca.