Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

John C. Reilly y Steve Coogan se convertirán en El Gordo y el Flaco

El estadounidense John C. Reilly y el británico Steve Coogan serán los encargados de dar vida a Oliver Hardy y a Stan Laurel, es decir a el dúo cómico El Gordo y el Flaco, en la cinta que llevará a la gran pantalla la vida de esta popular pareja artística.
Stan & Ollie será el título de la película que estará producida por Fable Pictures, Sonesta Films y BBC Films y que se presenta como un "emotivo homenaje a dos de los hombres más divertidos de la historia del cine". La cinta se centrará en la gira que los dos cómicos protagonizaron por varias salas de variedades del Reino Unido en 1953 como viejas glorias de Hollywood.
Es decir, un biopic con vocación crepuscular que nos presentará a Laurel y Hardy en un momento en el que "su época dorada como los reyes de la comedia de Hollywood ya se ha quedado atrás" y que verán cómo, a pesar de que en un primer momento la acogida de sus espectáculos fue muy tibia por parte del público, pronto sus shows en vivo se convertirán en éxitos.
Este reverdecer de sus viejos laureles les servirá no solo para volver a conectar con los fans -viejos y nuevos- sino también para redescubrir lo mucho que significan el uno para el otro ahora que llegan al final de sus carreras.
LAUREL Y HARDY, CON SUS DEFECTOS Y VIRTUDES
Escrita por Jeff Pope y el propio Steve Coogan, que ya coincidieron en la nominada al Oscar Philomena, Stan & Ollie estará dirigida por Jon S. Baird, responsable de cintas como Filth, el sucio o el documental La mugre y la furia.
"Stan Laurel y Oliver Hardy son mis héroes. Cuando veo sus películas en mi cabeza es siempre un sábado por la mañana en mi casa de niño y con seis años estoy completamente hechizado por ellas", señala Pope que también reconoce la gran responsabilidad que supone llevar unos personajes tan legendarios a la vida aunque prometió que no suavizará su historia y el público podrá ver a Laurel y Hardy "con todos sus defectos".