Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Samoa cambia de sentido

Los detractores llegaron incluso a crear la Asociación Contra el Cambio de Lado, aunque no han logrado su objetivo. Sus protestas: el precio que tendrán que pagar para acomodar sus coches o comprarse otro, el gasto público de adecuar la señalización en las carreteras y el aumento de los accidentes de tráfico que podrá acarrear.
El primer ministro ha contestado a sus ciudadanos asegurando que sería más económico para los samoanos comprar coches nuevos y usados de los vecinos del Pacífico Australia y Nueva Zelanda.
El mes pasado, cientos de manifestantes tomaron las calles para denunciar la decisión y algunas de las señales colocadas por el Gobierno avisando a los conductores de que "se mantuvieran a la izquierda" han sido objeto de actos vandálicos. Las compañías que gestionan autobuses en la isla también han pedido una compensación al Gobierno por los pesados costes de cambiar las puertas de los pasajeros al lado izquierdo.
El Gobierno ha puesto en marcha desde hace meses una campaña para educar a los conductores, y diseñado un lugar para practicar. El lunes y martes han sido declarados fiesta para que los conductores se acostumbren al cambio, ha dicho Hunter.
Samoa y su vecino más próximo, Samoa Americana, lleva conduciendo por la derecha desde la ocupación alemana de 1900-1914. Los últimos países que cambiaron el sentido de la conducción fueron Suecia e Islandia en los años 60.