Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy: "Lo de Anelka es inaceptable"

El mal momento por el que pasa la selección de Francia, materializado en la expulsión de Nicolas Anelka de la concentración del Mundial de Sudáfrica, ha golpeado a todos los estratos del país vecino. Hasta el mismísimo Nicolas Sarkozy ha opinado del caso. El presidente de la República considera "inaceptables" los insultos del delantero al seleccionador Raymond Domenech.
"Si los incidentes publicados por la prensa son ciertos, que no sé porque yo no estaba allí, son inaceptables, inaceptables", estimó Sarkozy en una rueda de prensa con su homólogo ruso Dimitri Medvedev. El escándalo fue dado a conocer por el diario L'Equipe y la Federación Francesa (FFF) expulsó al jugador de la selección del Mundial horas después.
Al ser preguntado sobre la actuación de los Bleus, casi eliminados del Mundial-2010 antes de su tercer partido ante Sudáfrica, Sarkozy dijo: "no me corresponde a mí hacer juicios, me limitaría a decir que en el deporte, como en la vida, no se puede ganar siempre". Según publicó L'Equipe, en el descanso del partido perdido por 2-0, cuando el resultado era aún de 0-0, el técnico no tenía pensado sustituir a Anelka: "Le pidió sólo que parara de moverse permanentemente, de cambiar de zona por iniciativa propia y que se quedara más en punta, más cerca del área".
El delantero habría respondido y Domenech habría amenazado entonces con sustituirlo, tras lo cual Anelka habría lanzado un insulto fuerte: "Que te den por el culo, sucio hijo de puta", habría dicho, una frase con la que abrió el diario L'Equipe su portada de este sábado. "OK, sales", habría replicado Domenech y fue André-Pierre Gignac el que jugó el segundo tiempo en lugar del atacante del Chelsea. Tras conocesrse el escándalo, Anelka dio un paso al frente para desmentir los hechos.
Anelka: "Prefiero no hablar todavía"
"Las palabras que salieron en la prensa no son mis palabras". Claro y conciso el delantero del Chelsea. "Es algo que nunca debería haber salido del vestuario. Hubo una acalorada discusión entre el entrenador y yo, pero se llevó a cabo en el vestuario y en secreto, sólo ante mis compañeros y el resto de colaboradores".
"No sé quién habrá difundido tales cosas, pero ciertamente no es un Bleu. Siento un gran respeto por la selección. Mi objetivo no era dañar a una institución que respeto". Finalmente el punta galo terminó su alocución aceptando su exclusión y deseando buena suerte a los Bleus en Sudáfrica: "Francia tiene una cita importante el próximo martes contra Sudáfrica, con la clasificación en juego. Por eso prefiero no hablar todavía".