Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siempre Así pone en pie el Teatro Calderón con su 'Corazón'

Siempre Así llegó a Madrid con ganas de arrasar, y lo consiguió. El grupo sevillano ofrecía dos conciertos en la capital, (viernes 20 y sábado 21) con el cartel de 'no quedan entradas'. Sus fans se agolpaban en las inmediaciones del Teatro Calderón mientras algunos curiosos preguntaban '¿quién actúa esta noche?' '* y no, no era Bruce Springsteen, sino Siempre Así.
Los sevillanos comenzaron su concierto con Corazón, el tema que da título a su nuevo disco, el número 14 de su carrera y con el que hacen un repaso a todas aquellas cosas importantes de la vida: el amor, la familia, los hijos, y sobre todo la amistad, esa que ha conseguido que sigan juntos tras 25 años de carrera. Y es que, como ellos mismos explicaron al público madrileño, se enfadan, discuten y se reconcilian, algo normal en toda relación profesional, pero lo que les diferencia es su buena disposición al entendimiento, a ponerse en el lugar del otro y a escuchar lo que tiene que decirte... así lo explica su tema Así es la amistad: "Porque si hemos llegado hasta aquí es porque lo bueno siempre es mucho más".
Pero además del cariño de unos buenos amigos, quedó presente en el Teatro Calderón que Siempre Así es un grupo que canta al amor; tanto que hasta un novio decidió darle la sorpresa a su chica y pedirle matrimonio en mitad del concierto. Con la complicidad del grupo, el joven sacó el anillo para hacerle la gran pregunta a Sofía -la joven en cuestión- en medio del estupor y los aplausos del público.
Una auténtica fiesta en la que no faltaron los temas clásicos de Siempre Así ni los nuevos de Corazón como Alguien o Mi jardín de la alegría. Y para poner el broche de oro a dos horas de concierto, el grupo se despidió con la Salve Rociera que iluminó la noche madrileña donde no solo el 'Boss' hizo brillar a la capital. Siempre Así puso en pie el Calderón.