Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Victoria Abril: "Los directores con los que he trabajado o son mayores, o no escriben para mujeres mayores o han muerto"

Protagoniza junto a Alexandra Jiménez y Cristina Castaño la comedia 'Nacida para ganar', en cines este viernes 6 de mayo
"Los directores con los que he trabajado ya están muy mayores, o no escriben para mujeres mayores o están muertos", ha manifestado la actriz Victoria Abril con motivo del estreno este viernes 6 de mayo de la comedia 'Nacida para ganar'.
La actriz regresa al cine español ocho años después de participar en 'Solo quiero caminar' (2008), de Agustín Díaz Yanes, con una comedia dirigida por Vicente Villanueva, protagonizada también por Alexandra Jiménez y Cristina Castaño, y con la presencia en el reparto también de las Supremas de Móstoles.
Victoria Abril ha señalado durante una entrevista concedida a Europa Press que le encantaría trabajar en España, "pero no en una película cada ocho años, sino una cada dos", tal y como ha precisado la intérprete, a quien le gustaría trabajar con "directores nuevos". "Lo que quiero es que me envíen una buena historia. Lo demás, si el director me quiere lo conseguimos. Soy capaz de convertirme en lo que quieras pero a condición de que lo desees", ha dicho.
'Nacida para ganar' es una comedia de perdedoras, especialmente Encarna (Jiménez), que continúa con el mismo trabajo desde la adolescencia, el mismo novio y vive en Móstoles, su ciudad. Todo cambia cuando María Dolores (Castaño), su inseparable amiga en el instituto, le propone entrar en un negocio revolucionario de venta piramidal capitaneado por Victoria Abril que la hará rica en muy poco tiempo y la convertirá en la persona que siempre ha querido ser.
Abril se interpreta a sí misma y en la película se realizan homenajes a sus looks del pasado en películas como 'Amantes' o 'Tacones lejanos'. Sin embargo, ha precisado que nunca ha interpretado un papel más lejano a ella. "A mí no me veis el pelo en esta película", ha asegurado.
El director ha señalado que de esta forma se ha pretendido "romper la cuarta pared", como si se tratara de un "juego metacinematográfico". "Cuando los actores hacen de sí mismos es algo anecdótico, pero aquí no ocurre eso, sino que se desarrolla un papel dramático", ha precisado.
Villanueva ha señalado que su objetivo era convertir esta película en algo "muy musical" y aportar a la película "un tono irónico" cercano a cintas como 'Ocean's Eleven', aunque "en Móstoles y con las Supremas", para acercarse a un ambiente "muy motown".
ALEXANDRA JIMÉNEZ Y CRISTINA CASTAÑO
'Nacida para ganar' es, en palabras de Alexandra Jiménez, una película de "tres mujeres perdedoras al desnudo", escritos "con mucha valentía" y casi todos los personajes están trabajados "desde un punto bastante irreal". En este sentido, Castaño ha añadido que Villanueva tiene "un universo peculiar que escribe personajes femeninos que no están representados en el cine".
Jiménez da vida a Encarna, una mujer que vive en Móstoles y que arrastra un trauma desde la infancia y ha vivido siempre marcada por el número de Martes y 13 de aquella Nochevieja. "No sale de ese momento de su vida, está atascada y no avanza, aunque es muy capaz. No sabe cómo romper con todo, hasta que aparece su amiga y le brinda una oportunidad", ha explicado.
Por su parte, Castaño da vida a María Dolores, "una mujer originaria de Móstoles de quien lo último que se sabe es que atracó una gasolinera de Pinto y que se codeaba con los malotes de los billares". Su futuro "no pintaba muy bien" y un día "reaparece" en la vida de Encarna como una "mujer de negocios radiante".
Preguntadas por Victoria Abril, Castaño ha destacado que es un "torbellino de energía" de quien se aprende "desde el momento en el que entra y hasta que sale". Asimismo, Jiménez ha destacado "las ganas, la ilusión y la inocencia que ponía" por absorber lo que quería Villanueva: "Expresar lo contrario de lo que uno verbaliza".