Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villa: "Sin el Mundial es como si no hubiéramos hecho nada"

El delantero español David Villa cree que los jugadores de la selección de Alemania no estarán muy contentos de volver a enfrentarse a España tras la derrota en la final del Campeonato de Europa, pero reconoce que tienen que olvidarse de ese partido, pues, sin el Mundial, es como si no hubieran hecho nada.
"Ganamos a Alemania hace dos años y no estarán contentos de volver a encontrarse con nosotros. Pero nosotros tenemos que olvidar ese partido. Sin el Mundial, es como si no hubiéramos hecho nada", comenta el español, máximo goleador en Sudáfrica, en una entrevista que publica hoy el diario italiano "La Stampa".
Villa, quien no pretende hacer nada llamativo si gana el campeonato del mundo, sólo ir a Asturias a celebrarlo con sus amigos, reconoce que sus rivales en la semifinal del Mundial de Sudáfrica han llegado hasta ahí "en un modo más brillante", pero avisa: "los partidos son siempre distintos".
Confiesa además que debe a su padre el hecho de poder dominar el juego con ambos pies, pues fue él quien le insistió en desarrollar su capacidad futbolística con la zurda cuando se rompió la pierna derecha de pequeño.
"Soy un número 9, esto es algo seguro. Sobre mi posición en el campo no me lamento, también desde el ala puedo llegar al gol y luego un secreto de España es que tiene hombres que sobre el campo cambian a menudo de posición sin que el juego pierda", afirma el reciente fichaje del Barcelona.
"Yo estoy contento de mí y de mis cinco goles, porque han sido decisivos. Hacer tres en un 7-0 no me habría interesado. De todos modos estoy ayudando a España como ayudan los demás: sin las paradas espectaculares de (Iker) Casillas, mi gol con Paraguay habría valido poco. Si decís que yo soy Balón de Oro, él lo es aún más", añade.
El "guaje" explica que, a pesar de que gran parte de la prensa internacional le esté descubriendo en este Mundial, la suya no es una carrera que empieza ahora, pues antes de llegar al Barcelona ha pasado cinco años por el Valencia que "no es que sea precisamente la periferia del fútbol".
"Siempre he marcado mucho en la Liga, en la selección estoy con 43 goles, una menos que Raúl, y he ganado la clasificación de los goleadores en el último europeo. Sin embargo, al menos fuera de España, parece que haya comenzado ahora", apunta.
"En el pasado me había estado siguiendo el Real Madrid y no se había hecho nada porque el Valencia no vende los jugadores por poco precio. De todas formas, estoy feliz de ir al Barcelona porque es como continuar la aventura en la selección. Jugamos con la misma impronta y casi con los mismos hombres", agrega.