Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Webb dice que no tiene nada que reprocharse de su arbitraje en la final

Los jugadores españoles protestan al colegiado brítanico Howard Webb,d, durante el partido de la final del Mundial de Sudáfrica que las selecciones de Holanda y España disputaron en el Soccer City de Johannesburgo. EFEtelecinco.es
Howard Webb ha defendido su polémico arbitraje en la final de la Copa del Mundo entre España y Holanda y dice que no tiene nada que reprocharse en relación con su manejo del partido.
"Cualquiera que sea el partido, uno desea siempre que los árbitros y jueces de línea no tengan que intervenir demasiado. Pero tuvimos que implicarnos muy directamente en esta ocasión para mantener el control", explica Webb en un comunicado difundido en el portal de la Premier League inglesa.
"No tuvimos más remedio que hacer lo que hicimos. Desde el principio nos vimos obligados a adoptar decisiones que equivalían claramente a tarjetas amarillas", se justifica el árbitro, muy criticado desde distintos ángulos tras el partido.
"Tratamos de hacer uso del sentido común dada la importancia de la ocasión para ambos equipos y advertimos desde el comienzo a los jugadores de sus forcejeos, los separamos de los jueces cuando trataron de rodearlos y hablamos con los jugadores más veteranos en un intento de tranquilizar los ánimos", agrega Webb.
El inglés afirma que el encuentro ha sido "uno de los más duros" que le ha tocado arbitrar y asegura que él y sus colegas se esforzaron para que "en la medida de lo posible, la atención se centrase en el juego".
Frente a las críticas internacionales, Webb no sólo ha sido defendido sino incluso alabado por federación inglesa.
Johathan Hall, uno de los directivos de la Football Association, felicitó "ante todo a Howard Webb, Mike Mullarkey y Dann Carren (los dos jueces de línea) por un torneo maravilloso y una final bien arbitrada en circunstancias muy difíciles".
"Es difícil imaginar que algún otro árbitro hubiera estado a su altura y manejado tan bien una situación tan difícil", dijo Hall.
"Esto no hace sino reforzar nuestra determinación de apoyar a nuestra excelente red de árbitros ingleses", añadió.
"Estamos totalmente orgullosos de que la FIFA optase por reconocer a Howard en la cumbre de su profesión", agregó el directivo sin que pareciera importarle lo más mínimo las críticas de los comentaristas de todo el mundo e incluso de veteranos deportistas y técnicos como el alemán Franz Beckenbauer.