Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zidane no puede con todo

Argelia y Eslovenia son dos equipos creados para defender. Ninguno quiere llevar la iniciativa y mucho menos el balón. Ambos se encuentran mucho más cómodos cerca de su portería que pisando el área contraria.
Una realidad palpable desde el minuto 1 del partido Salvo momentos muy puntuales los hombres de Rabaah Saadane y Matjaz Kek basaron todo su esfuerzo en mantener su portería a cero sin importarles que ocurriera 90 metros más lejos.
Sin goles, sin ritmo, sin ocasiones, sin nada destacado, sólo un accidente podía cambiar el resultado. Eso ocurrió cuando un disparo sin mayor peligro de Robert Koren se lo tragó de forma estrepitosa el guardameta argelino Chaouchi. Un gol para la historia. El capitán esloveno firma la primera victoria de su país en una Copa del Mundo y ponen la clasificación mucho más cerca de lo que hubieran pensado después del sorprendente empate entre Inglaterra y Estados Unidos.
Con el resultado en contra y con Ghezzal autoexpulsado por una mano absurda, remontar era tarea imposible.
A Argelia le queda seguir aprendiendo y esperar un milagro para continuar en el Mundial. Ni la presencia de Zinedine Zidane en el palco les dio la fuerza necesaria para logran un buen resultado. El crack francés de origen argelino está a años luz de sus compatriotas.
Ficha técnica:
0-Argelia: Chaouchi, Bougherra, Belhadj, Yahia, Halliche, Lacen, Djebbour (Ghezzal, min.59), Matmour (Saifi, min.81), Ziani, Yebda, Kadir.
1-Eslovenia: Handanovic, Breko, Suler, César, Koren, Birsa (Pecnik, min. 84), Novakovic, Jokic, Dedic (Ljubijankic, min.53), Kirm, Radosavljevic (Komac, min.87).
Goles: 0-1, min 79: Koren, de disparo lejano que se traga Chaouchi.
Árbitro: Carlos Batres amonestó a Radosavljevic y Yebda y expulsó a Guezzal por doble amarilla.
Incidencias: Partido de la primera fase del Mundial de Sudáfrica disputado en el estadio Peter Mokaba de Polokwane.