Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abogada de Lindsay Lohan renuncia tras la sentencia de cárcel contra la actriz

Lindsay Lohan junto a la abogada Shawn Chapman Holley, después de escuchar la sentencia. Foto EFEtelecinco.es
Lindsay Lohan, condenada y abandonada a su suerte. La abogada de la actriz ha renunciado a defenderla, después de que la estrella fuera sentenciada a prisión por violar los términos de su libertad condicional. Shawn Chapman Holley dejó el caso sin explicar la razón, ni decir quién la reemplazará.
La abogada emitió un comunicado en el que calificó la decisión de la jueza como "severa e injusta".
Holley dijo que ella y Lohan, de 24 años, creen que los 90 días en prisión y los 90 adicionales en una clínica de tratamiento es "mucho más severa que lo que otros hubieran recibido en circunstancias similares".
"La verdad es que la señorita Lohan, como la mayor parte de los acusados, deben equilibrar obligaciones laborales con las de la corte", dijo Holley en su comunicado.
"Ser castigado de forma tan dura, particularmente cuando ha cumplido con cada una de las condiciones de su condena es duro e injusto", agregó.
Lohan, quien saltó a la fama como una niña actriz en la película de Disney "The Parent Trap", ha visto caer su carrera desde el 2007 cuando fue arrestada por manejar ebria y por posesión de cocaína.
Posteriormente, Lohan fue hallada culpable por conducir ebria y de forma irresponsable. Tiempo después, Lohan pasó un período en rehabilitación por consumo de drogas y alcohol y recibió tres años de libertad condicional, pero la jueza Marsha Revel cambió su condena porque la actriz no cumplió con la asistencia completa a sus clases de educación sobre consumo de alcohol.
Lohan faltó en mayo a una cita en la corte debido a que fue al Festival de Cine de Cannes, donde se le retrató en varias fiestas de trasnoche.
Ella dijo que la pérdida de su pasaporte provocó que no pudiera volver a Los Angeles. El martes, Lohan volvió a la corte de la jueza Revel donde Holley reclamó que pese a que su clienta se ausentó de siete clases durante las últimas 27 semanas, ella aún había cumplido sustancialmente con los términos de su libertad condicional y que habría completado las órdenes de la corte antes del 15 de julio.
Pese a los consternados ruegos de la actriz, la jueza ordenó que Lohan deberá ir el 20 de julio a una cárcel de California, y la comparó con "alguien que no cree que está haciendo trampa, hasta que lo descubren".