Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Ocho apellidos vascos' se cuela la sesión de control a Rajoy en el Senado

El eco del tremendo éxito de 'Ocho apellidos vascos' llega incluso hasta el Senado. Durante la sesión de control al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el portavoz del PNV ha puesto como ejemplo la película protagonizada por Dani Rovira y Clara Lago para pedir al jefe del Ejecutivo que haga "gestos" para superar los "problemas" que, a su juicio, sufren aquellas comunidades con lengua propia, como Euskadi o Cataluña.
Rajoy, negó que existan "ataques" o "agresiones" al euskera en el País Vasco y en el resto de España y ha aconsejado al PNV que no se deje "manipular" por los "extremistas" en asuntos lingüísticos, en referencia velada a Bildu. "No conviene dejarse manipular por los extremistas porque a los extremistas nadie les puede ganar a extremistas, sobre todo si no lo son", ha dicho.
Rajoy contestaba así al portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, quien en la sesión de control al Ejecutivo ha cuestionado los más de 500 recursos judiciales que el delegado del Gobierno en Euskadi, Carlos Urquijo, ha presentado contra instituciones gobernadas por Bildu por la inclusión de criterios lingüísticos en la contratación pública y ha preguntado al presidente cuándo va a encomendarle la defensa del euskera, y no sólo del castellano.
El presidente del Gobierno ha salido en defensa de Urquijo, cuya función principal, según ha destacado, es "defender la legalidad" porque la ley es un conjunto de reglas que obligan a "todos" y eso es, según ha insistido, lo que ha hecho porque entiende que "algunas actuaciones de algunos ayuntamientos" de esa comunidad la están "violando".
Según ha recordado, el Estatuto de Autonomía del País Vasco señala que se ha de garantizar el uso del euskera y del castellano y que
"nadie podrá ser discriminado por razón de lengua", algo que Rajoy ha dicho suscribir, y también ha puesto de relieve que la Ley Básica de normalización del uso del Euskera reconoce a los ciudadanos vascos el derecho a relacionarse en ambas lenguas oralmente y por escrito, lo que, ha denunciado, se está "incumpliendo" con las decisiones de "algunos" ayuntamientos.
Tras reiterar que eso es precisamente lo que está tratando de evitar el delegado en Euskadi, Rajoy ha querido dejar claro que "no hay ataques ni agresión, ni falta de respeto ni a las leyes ni al euskera", y ha apuntado que cuando los derechos de los ciudadanos se ven perjudicados "alguien tiene que protegerles". "No vea lo que no hay en la actuación del delegado", ha señalado.
De esta forma replicaba el jefe del Ejecutivo al portavoz de los nacionalistas vascos en la Cámara Alta, quien minutos antes había puesto como ejemplo la película 'Ocho apellidos vascos' para pedir a Rajoy que haga "gestos" para superar los "problemas" que, a su juicio, sufren aquellas comunidades con lengua propia, como Euskadi o Cataluña.