Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A la caza del infractor

Más de medio millón de vehículos circulan sin seguro por nuestras carreteras. Para detectarlos, la Guardia Civil cuenta con un sistema capaz de capturar matrículas en marcha. Se trata de una óptica conectada a una base de datos. El lector captura las matrículas y las coteja con la lista negra de las aseguradoras. Mediante un mensaje de voz, el sistema alerta a los agentes de que se han cruzado con un conductor sin seguro.
Los agentes dan el alto al vehículo. En la mayoría de los casos, la reacción natural del conductor es negarlo. "Me he dejado el recibo en casa" dicen muchos. En realidad, ya no está sancionado circular sin el recibo del banco en el interior del vehículo.
Los agentes de tráfico comprueban mediante la matrícula si el seguro está vigente o no. Si no lo está, el conductor dispone de 5 días para justificar el pago ante la Jefatura Provincial de Tráfico.
Eso sí, para evitar la sanción es necesario demostrar que el recibo tiene fecha y hora anterior a la denuncia. De no ser así las multas son de 1500 euros para turismos y de hasta 2600 para vehículos pesados.
También se inmovilizará el vehículo durante un mes. En breve este sistema será capaz de localizr vehículos robados o aquellos que no hayan pasado la ITV.