Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las conductas excesivas o repetitivas están más asociada a la hiperactividad que a la impulsividad

Investigadores del Departamento de Psicología Básica de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) aseguran que la conducta excesiva-repetitiva tiene que ver más con la hiperactividad que con la impulsividad, tras comprobar en ratones que no está necesariamente relacionada con comportamientos impulsivos.
La impulsividad, que implica conductas prematuras y sin planificación, es un factor muy presente en el exceso de conducta y en diversos trastornos psiquiátricos. A su vez, la conducta excesiva y repetitiva suele estar asociada a comportamientos compulsivos.
Para analizar esta relación, la investigación que publica la revista 'Behavioural Brain Research' comparó ratas con distintos niveles de impulsividad e hiperactividad en su comportamiento a través de un programa de reforzamiento.
Por un lado se midió la conducta excesiva a través de procedimientos de inducción basados en la presentación intermitente de los reforzadores. Asimismo, se midió la impulsividad a través de las pruebas de descuento por demora y punto de indiferencia, ha explicado Ricardo Pellón, coautor del estudio y catedrático de la UNED.
A diferencia de lo que se creía inicialmente, los resultados sugieren que la impulsividad no está necesariamente relacionada con la conducta excesiva-repetitiva y, por tanto, tampoco puede considerarse un factor predictivo de la misma.
"La impulsividad y la hiperactividad son dos factores separables, y por otro lado, la conducta excesiva-repetitiva tiene que ver más con la hiperactividad que con la impulsividad", ha determinado el investigador.