Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis en el hogar

En su carro de la compra sólo entran patatas, huevos y poco más. Siempre lo más baratos. Si paga el alquiler, casi no tiene para comprar comida. 
Su marido lleva meses sin trabajar y no encuentra empleo. Trabaja en el sector de la construcción. Es albañil. Sus 800 euros de paro no son suficientes para mantener a la familia. Tienen dos hijos y Elisabeth está de nuevo embarazada.
Su peor pesadilla: que le quiten a sus hijos.
Acumulan facturas por valor de 1.600 euros. Deben 400 euros de gas y hasta cuatro meses de alquiler.
Desesperado buscan trabajo o cualquier tipo de ayuda que les permita salir adelante.
 
EB