Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ARCO arranca dispuesta a conjurar la crisis con apuestas por valores seguros

Obra de Toni Ausler, de la Galería Soledad Lorenzo, expuesta para su venta en ARCO 2009, feria que abrió hoy sus puertas a los profesionales con las propuestas de 250 galerías que traen a Madrid las obras de sus mejores artistas, en una edición en la que la muestra afronta la crisis económica con "calidad" y "atrevimiento". EFEtelecinco.es
Con apuestas por valores seguros, como Francis Bacon, Bill Viola, Vik Muniz, Fernando Botero o Damien Hirst, la Feria de Arte Contemporáneo ARCO arrancó hoy su vigésimo octava edición dispuesta a conjurar la crisis.
"Soy muy positiva, más de lo que a veces se traslada", aseguró a Efe la directora del evento, Lourdes Fernández, quien, no obstante, no se atrevió a pronosticar con qué volumen de ventas puede cerrarse este año la feria debido "precisamente" a "la incertidumbre" existente.
India es en esta edición el país invitado de ARCO, que se celebra en el recinto ferial de Madrid y a la que acuden 238 galerías.
Una de las piezas más cotizadas de las que ponen a la venta en la Feria, según las primeras estimaciones facilitadas por las firmas participantes, es el óleo sobre lienzo titulado "Study from the Human Body", de Francis Bacon, valorado en 15,7 millones de euros (unos 20,2 millones de dólares).
La obra del artista irlandés, de quien el Museo del Prado expone estos días una retrospectiva, la pone a la venta la galería internacional Marlborough, aunque es posible comprar en ARCO trabajos del mismo maestro por menos dinero, como el aguafuerte "Seated Figure", por 24.000 euros (algo más de 30.000 dólares).
Otros grandes nombres son el pintor expresionista alemán Georg Baselitz, el fotógrafo brasileño Vik Muniz, el maestro de la videocreación Bill Viola, el colombiano Fernando Botero y Damien Hirst, el "enfant terrible" del arte británico.
De este último se ofrece un fotograbado coloreado a mano con gouache que representa su famosa calavera de platino incrustada con 8.601 diamantes cortados y pulidos.
En esta edición, participan en ARCO trece galerías procedentes de países de Latinoamérica, siete de ellas brasileñas, una presencia que "se ha estabilizado" en los últimos años, según la directora del evento.
Y ello, reconoció, a pesar de que, con la crisis, para los países latinoamericanos hay "mayor dificultad para venir".
Entre ellas destacan espacios consolidados como la brasileña DAN GALERIA, fundada en Sâo Paulo en 1972, que ofrece obras del arte geométrico brasileño, con nombres como Lygia Clark, Almir Mavignier y Willys De Castro y precios que oscilan entre los 7.000 y los 300.000 euros (9.000-385.000 dólares).
La mexicana KBK Arte Contemporáneo trae a ARCO el trabajo de tres artistas del país norteamericano, Ale de la Puente, Patrick Hamilton y Fernando Carabajal, "todos ellos emergentes, pero cuyas obras, a pesar de ello, ya están en los museos", dijo a Efe Ubaldo Krämer, el director de la galería.
A su juicio, esta combinación -artista reconocido con obra todavía asequible- es "la apuesta ganadora" en momentos de crisis y confió en que esos precios, no superiores a los 7.000 euros (unos 9.000 dólares), puedan sortear el impacto de la crisis.
Flávio Cohn, de la brasileña DAN GALERIA, consideró que son "las obras importantes históricas" los valores seguros en momentos de crisis y aseguró que su precio no tiene por qué bajar pese a la incertidumbre del mercado.
Quien asegura no tener miedo a la tan temida crisis es Raquel Arnaud, de la galería brasileña del mismo nombre, quien contó a Efe que en la primera hora y media de apertura de la feria ya habían vendido cuatro obras.
Y ello con un abanico de precios que oscilan entre los 10.000 y los 300.000 euros (12.800-385.000 dólares).
Pero en la Feria pueden encontrarse obras de artistas latinoamericanos de vanguardia a precios mucho más asequibles: la galería española Rosa Santos ofrece, por 300 euros (algo menos de 400 dólares), dibujos del joven creador peruano Martín López Lam, un artista "que interesa mucho en estos momentos", dijo la galerista a Efe.
"Me gusta mucho el trazo que tiene, ese concepto trágico, ácido, irónico. Es muy interesante y además barato", añadió Santos.