Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alba Carrillo muy feliz acude a recoger las notas de su hijo

Alba Carrillo comienza a superar poco a poco su sorprendente ruptura matrimonial de Feliciano López gracias a su mejor bálsamo para los males, su hijo Lucas. La modelo sacó fuerzas de flaqueza, mostrando la mejor de sus sonrisas el mismo día que acompañaba al niño a recoger sus notas al colegio. A continuación llevó al pequeño a su campamento de verano donde disfrutó durante unas horas con otros niños de su misma edad.
Aunque la procesión va por dentro tras vivir un desagradable episodio emocional, Alba explicaba orgullosa mientras caminaba de la mano del niño "Las notas han ido muy bien, estoy súper orgullosa, soy una madre orgullosa".
Al ser preguntada por su reacción ante todas las voces que se han alzado en su contra tras su separación manifestó "estoy tan contenta con las notas de Lucas que eso no lo va a empañar nadie" y fue clara al afirmar "Me da igual todo. Estoy muy feliz y empezamos un verano muy bueno. Que hable quien quiera, que digan lo que quieran, que yo tengo una vida muy feliz".
Comienza una nueva etapa para Alba Carrillo quien además de volver a televisión, prepara toda la artillería pesada en su guerra contra Feliciano López.
Después de haber reflexionado sobre su nueva situación en Las Azores encontrado consuelo en una amiga, y tras semanas desaparecida de las redes sociales, el pasado martes Alba Carrillo rompía su silencio para enviar algunos dardos envenenados a su ex, Feliciano López.
Sin nombrarlo en ningún momento se refería a él con estas palabras "No os engañéis, el verdadero éxito en la vida es amar. Como dice Antonio Gala: 'El que no ama siempre tiene la razón: es lo único que tiene". La imagen que acompaña estas palabras es la mano de su hijo Lucas, en quien se está volcando para superar tan duro trance.
La modelo confesaba hace apenas semana y media haber recibido una demanda de divorcio por parte del tenista. El matrimonio ha durado once meses. La pareja, según ha trascendido, se casó en régimen de separación de bienes, lo que significa que la fortuna de Feliciano está blindada para su (casi) exmujer, cuyo patrimonio es mucho menor. El único elemento patrimonial al que Alba podría agarrarse es su participación económica en el domicilio que la pareja compartía en Madrid.