Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amaia Salamanca, espectacular en el segundo trimestre de su embarazo

Desde hacía semanas insistentes rumores apuntaban que Amaia Salamanca podría estar de nuevo embarazada. Las especulaciones se han convertido en un hecho y la conocida actriz espera su tercer hijo. Junto a su pareja, el empresario Rosauro Varo, cumplirán su sueño de convertirse en padres de familia numerosa.
La espectacular figura de la que siempre ha presumido Amaia comienza a sufrir algunos cambios aunque no descuida sus ejercicios diarios para mantenerse en plena forma. Tras dar su paseo matutino, acudió a recoger a su hija Olivia, finalizada su jornada escolar en la guardería. Todavía lucía una indumentaria deportiva con mallas negras y doble camiseta de tirantes verde flúor y gris y deportivas que permitía apreciar su incipiente barriguita.
Haciendo gala de ser toda una madraza, la guapa actriz se deshizo en besos y caricias con su hija, que se entretenía con juguete en brazos de su orgullosa mamá.
La intérprete de Velvet, muy discreta en lo que a su vida privada se refiere, siempre ha compartido que "siempre he querido tener tres hijos", como aseguraba hace algunas semanas durante la presentación de su nueva película, Nuestros amantes. Su deseo siempre había sido que sus hijos se llevaran poquito tiempo entre ellos.
Discretos y muy unidos, Amaia y Rosauro mantienen una sólida relación desde 2010. La primera hija de la pareja, Olivia, nació el 9 de abril de 2014, llenándoles de felicidad. "Dicen que no hay nada como ser madre y de verdad que es así. Estoy muy feliz", declaró entonces la actriz. Unas palabras que ratificó con la llegada del pequeño Nacho, que vino al mundo el pasado 8 de septiembre de 2015, y con su bebé en camino que hará las delicias de sus hermanos mayores.