Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Amy Winehouse no tomó drogas el día de su muerte

No se han encontrado restos de ningún tipo de sustancia ilegal en el cuerpo de Winwhouse. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
Los análisis toxicológicos han salido a la luz y en el cuerpo de la diva del soul no se han encontrado restos de ningún tipo de sustancia ilegal que le ocasionaran la muerte el pasado 23 de julio. En un comunicado emitido por la familia de la cantante se niega la existencia de drogas ilegales aunque señalan que sí había consumido alcohol.
"Los resultados toxicológicos han sido enviados a la familia de Winehouse por las autoridades y se ha confirmado que no había sustancias ilegales en el organismo de Amy en el momento de su muerte", detalla el comunicado.

De esta forma, toma fuerza la hipótesis planteada por algunos miembros de la familia de la joven, quienes señalaban que murió por culpa de otra droga legal: el alcohol ya que, según recoge el mismo texto. "Los resultados indican que el alcohol estaba presente, pero no se puede determinar todavía si jugó un papel en su muerte".

De todas formas, el caso todavía no ha sido cerrado y parece ser que la familia, quienes han querido "agradecer a la policía y al coronel por haber seguido investigando y por mantenerles informados en todo el proceso", señalan además que quedan a la espera de "los resultados de la investigación en octubre".

Nuevas dudas
De esta forma se desmontan otras teorías como la de un supuesto amigo de la cantante que aseguraba haber acompañado a la artista a comprar cocaína y heroína el día de su muerte o si la joven murió como consecuencia del síndrome de abstinencia producido por haber dejado el alcohol de golpe teniendo un cuadro de alcoholismo agudo.

Descartado el móvil de las drogas ilegales, saltan nuevas dudas sobre si la joven quiso suicidarse -hipótesis que también ha sido barajada- o si realmente su hígado no pudo soportar más alcohol.