Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Berlín recibe la valiosa colección Keir de arte islámico

Una visitante contempla una de las piezas incluidas en la colección conocida como 'Keir Collection', que acoge el Museo Pergamon de Berlín, Alemania, hoy miércoles 10 de junio. La familia de Unger ha cedido de forma permanente su colección privada, con más de 1.500 piezas islámicas. Se trata de la mayor colección privada de arte islámico del mudo. EFEtelecinco.es
El Museo Pergamon de Berlín recibió hoy la primera entrega de la valiosa colección Keir de arte islámico, un total de 150 piezas del mecenas húngaro-británico Edmund de Unger, a modo de avanzadilla de las 1.500 que serán cedidas a la capital alemana a la muerte del coleccionista.
La colección está compuesta por tesoros artísticos de hasta 2.000 años de historia procedentes de toda el área de países islámicos, desde la antigüedad hasta la época actual, tanto del Asia Central como del Mediterráneo, indicó el director del Pergamon, Stefan Weber.
Entre los objetos acumulados por Unger hay libros, tapices, vajillas, piezas de alfarería antigua, cerámica, cristalería, miniaturas del arte mudéjar y textiles procedentes de Turquía.
Las primeras 150 piezas de la colección se encuentran ya en Berlín y quedarán expuestas en las salas destinadas al arte islámico de ese museo a partir del próximo octubre.
Las restantes llegarán en calidad de donación permanente a la muerte de Unger, de acuerdo a lo estipulado en el contrato suscrito hoy entre el Museo y el hijo del mecenas, Richard de Unger.
Unger, nacido en Hungría en 1918, emigró en 1945 a Londres, donde se estableció como inversor.
Hace ya unas décadas empezó a adquirir sistemáticamente piezas de arte islámico, principalmente tapices en una primera etapa, para abarcar más tarde todo tipo de objetos, hasta llegar a tener la que se considera una de las mayores colecciones de objetos de esa procedencia del mundo.