Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bonham Carter y Tim Burton viven juntos pero en "territorios separados"

La excéntrica actriz británica Helena Bonham Carter, protagonista de "Alicia en el país de las amarillas", asegura que convive con su esposo, el director de cine, Tim Burton, y con sus dos hijos, en una casa londinense que han dividido en tres viviendas comunicadas y que llaman sus "territorios separados".
En declaraciones que publica este domingo "The Sunday Telegraph", la británica habla con naturalidad de su peculiar estilo de vida, al hilo de una reciente publicación de otro rotativo inglés, "The Independent", que calificaba de "escalofriantes" los hábitos domésticos de la intérprete.
Tras aceptar las disculpas de aquel diario, Bonham Carter segura que vive en una casa en Londres interconectada con otra en la que habita su marido y director del mencionado filme, a su vez pegada a una tercera vivienda que ocupan sus dos hijos, Billy Ray, de seis años, y Nell, de dos, con su niñera.
Bonham Carter asegura que ella no ve "nada de extraño" en esta curiosa distribución de su hogar y se refiere a esos departamentos como sus "territorios separados".
"Yo le veo todo el sentido del mundo. No le encuentro nada de raro. Si te lo puedes permitir, ¿por qué no vas a tener tu propio espacio?", apunta.
Esta vivienda tan poco convencional cuenta con una decoración igualmente original. Así, la actriz comenta que su marido opta por adornar su casa con "esqueletos o luces extrañas".
"Es como pasar de la tierra de los vivos a la tierra de los muertos. Ha puesto luces de neón para iluminar la penumbra. Él piensa que su lado de la casa es James Bond", dice.
Bonham Carter agrega que durante las navidades, Burton decora su árbol "con bebés muertos y cosas de esas. Es adorable si lo contemplas de lejos, pero cuando te acercas, es bastante macabro. Y siempre me visita, lo que es muy conmovedor".
A la hora de dormir, confiesa que la pareja tiene "un problema de ronquidos".
"Yo hablo, él ronca. Y además mi marido sufre de insomnio con lo que tiene que ver la televisión hasta quedarse dormido y yo necesito silencio", apuntó.
Antes de casarse con Burton, Bonham Carter ya llamaba la atención por sus llamativas vestimentas y por su predilección por los papeles en películas de época.