Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caballero Bonald recibe el premio Francisco Umbral: "No voy a dejar de escribir"

El poeta José Manuel Caballero Bonald ha recibido este lunes el premio Francisco Umbral por su libro 'Desaprendizajes' (Seix Barral) con una reivindicación de su oficio literario, recordando que seguirá escribiendo "hasta que falle la cabeza" porque no puede "dejar de hacerlo".
"Uno se plantea si seguir creando, porque con tantos años... pero siempre sigo, todos los días, porque no puedo dejar de hacerlo hasta que me falle la cabeza y, de momento, no", ha comentado con humor en declaraciones a Europa Press el poeta andaluz de 89 años, antes de la entrega del premio.
Preguntado sobre si en esta decisión podría influir la polémica por la incompatibilidad de cobrar la pensión y los derechos de autor, Caballero Bonald ha asegurado que "no tiene nada que ver", porque está "seguro de que se arreglará". "No tiene ningún sentido impedir que un escritor pueda seguir creando, es una barbaridad no ética, sino estética", ha apuntado.
Respecto al premio, ha reconocido que en este caso "tiene una significación especial" por llevar el nombre de Umbral. "Es un escritor al que aprecié, uno de los grandes creadores de la lengua y, sobre todo, de un moderno periodismo cultural que inventó y manejó como nadie", ha añadido.
El Premio Cervantes ha calificado de "dandi" al autor de 'Mortal y rosa', actitud que considera fue capaz de trasladar a sus textos. "Era una persona cortés, pero también bastante provocadora y creo que representa una tradición en las letras que termina con el, o casi", ha añadido, tras emparejar a Umbral con Quevedo, Larra o Valle-Inclán.
En cuanto a 'Desaprendizajes', la obra ganadora, Bonald ha destacado que se trata de "un libro complejo, donde hay un intento de invitar a olvidar ciertas cosas aprendidas de mala manera y volverlas a aprender con otro talante". El poeta ha celebrado que haya logrado este premio, pero le resta valor a su currículum plagado de reconocimientos. "Uno ya tiene los premios por acumulación de los años", ha ironizado.