Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cressida Bonas y sobre todo su madre, Lady Mary-Gaye, destronan a Kate Middleton y su madre

Cressida Bonas mantiene desde hace tiempo una estable y consolidada relación con el príncipe Harry. La joven, que proviene de una familia aristocrática de Gran Bretaña, es la pequeña de los cinco hijos que tuvo Lady Mary Gaye Curzon, hija del sexto Conde de Howe, y toda una it-girl de los 70. Madre e hija guardan un fuerte parecido, y parecen ser las candidatas para destronar a la mismísima Kate y a su madre.
LADY MARY-GAYE, LA IT-GIRL DE LOS 70
A sus 66 años puede presumir de seguir teniendo la belleza que tanta fama le dio en los setenta. Hija del noble inglés Edward Curzon y de Grace Wakeling, vivió una infancia de cuento de hadas entre las paredes de un castillo. Debutó por primera vez en sociedad en un cóctel en su honor en el prestigioso hotel Claridge de Londres y desde entonces fue incluida en numerosas ocasiones por la revista 'Tatler' en la lista de jóvenes más atractivas.
El Daily Mail ha escarbado en su pasado amoroso y tiene un buen historial de matrimonios y divorcios con cinco hijos en total. Se casó por primera vez con Esmond Cooper-Key, nieto del segundo vizconde de Rothermere, en 1971. Dos años más tarde nació su primera hija, Pandora, y en 1976 se divorciaron. La mayor de las hijas de Lady Mary-Gaye tiene ahora 40 años y es diseñadora de accesorios para Vivienne Westwood.
Más tarde contrajo matrimonio con John Anstruther Calthorpe con quien tuvo tres hijos; Georgina, Isabella y Jacobi. Georgina es a sus 34 años una afamada escultora, Isabella está casada con el hijo del empresario Richard Branson propietario entre otras cosas de la marca Virgin, es actriz y modelo y en su día se la relacionó sentimentalmente con el príncipe Guillermo, buen amigo también de su hermano Jacobi de 29 años.
Nueve años después de casarse con su segundo marido, conoció al padre de Cressida, Jeffrey Bonas, con quién se unió sentimentalmente en 1988 dando la bienvenida a la novia del príncipe Harry un año más tarde. Una relación que también tenía fecha de caducidad ya que, como hemos dicho antes, contrajo matrimonio con el recién fallecido Christopher Shaw en 1996, pareja que fue conocida por sus glamurosas y extravagantes fiestas en los mejores hoteles de la capital inglesa. Desde su separación dejó Londres y se fue a vivir a Chelsea, donde reside desde entonces alejada del bullicio. Pero su historia amorosa no acaba aquí, desde hace unos años se le relaciona con David Mcdonough, un relaciones públicas de 60 años que de momento, continúa ocupando el corazón de Lady Mary-Gaye.
LOS MIEDOS DE UNA FUTURA PRINCESA
Desde que se conociera la relación del príncipe Harry con Cressida Bonas, son el centro de todas las miradas. Una posible boda sobrevuela continuamente y hasta una ruptura circula los últimos días por la web. Pero de momento la bohemia Cressida sigue ocupando el corazón del hijo de Diana de Gales.
Tanta atención mediática parece que le está causando algún que otro problema tal y como publicó el diario Evening Standard. Según apuntó el hermanastro de Cressida, Jacobi, "es una chica sensible y dulce, no un hueso duro de roer... no es sencillo mantener una relación con un miembro de la familia real e incluso casarte con él. Es diferente a cualquier otro tipo de fama con la que puedas lidiar. Creo que cuando pasas toda tu vida escondiéndote, termina por resultar agotador. Es muy difícil para ella".
Hace poco abandonó su carrera como bailarina para proteger su relación con el príncipe Harry, una relación que en los últimos días se dice hace aguas. Según el diario The Mirror, una fuente cercana a la pareja declaró que los rumores sobre una posible boda estaban lejos de la realidad, añadiendo que no sería una sorpresa que dentro de poco tomaran caminos por separado, ya que aunque se siente muy a gusto con Cressida, Harry tiene planes de futuro.
De momento son rumores y Cressida Bonas sigue siendo la próxima it-girl en entrar a formar parte de la casa real británica. Tiene una dura competidora, Kate Middleton, quien se ha metido a los ingleses en el bolsillo con sus dulces maneras y sus estilismos perfectos para cada ocasión.