Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mundo de la Cultura despide a Ayala y a López Vázquez

Personalidades de la cultura, familiares y el público al que durante décadas hizo reír y llorar han estado presentes en el Teatro María Guerrero de Madrid para despedir José Luis López Vázquez, fallecido el lunes a los 87 años tras una larga enfermedad.
"Quedisparate" era el guiño que su familia mandó imprimir en una de las diez coronas de flores que acompañaban al féretro en este último adiós al actor, que tuvo lugar sobre el escenario en el que debutó en 1940 con "El anticuario" y que estaba presidido por una foto con su característica sonrisa.
Tras la capilla ardiente, este miércoles los restos de López Vázquez será enterrados en Madrid.
Ayala, incinerado
Desde la siete de la tarde del martes y hasta poco más de las diez de la noche, estuvo abierta la capilla ardiente por el escritor Francisco Ayala, instalada en el tanatorio del Parque de San Isidro de Madrid, para decir adiós al decano de la Letras españolas que, con 103 años, falleció en su domicilio.
"Nos enseñó a los demás que la autoridad sólo se logra por la pasión más la inteligencia y que la inteligencia es preferible al encono", explicaba el vicedirector de la Real Academia de la Lengua -de la que Ayala era miembro- José Antonio Pascual.
El Rey y los Príncipes han acudido a darle el último adiós al escritor en la capilla ardiente que abrió a primera hora de esta mañana.  
Tras la emotiva despedida del mundo de la cultura, los restos de Ayala serán trasladados para ser incinerados en una ceremonia íntima. EPF