Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cumpleaños de Michelle Obama: "Aperitivos, tragos, baile y postre"

El próximo 17 de enero una de las mujeres más poderosa del mundo, Michelle Obama, celebrará su 50 cumpleaños. La celebración que será el día 18 promete ya que la primera dama ha convocado a sus invitados con la promesa de Aperitivos, tragos, baile y postre (Snacks & sips & dancing & dessert).
Según publica El País, la fiesta se celebrará en el East Room de la mansión presidencial y el tema lo ha elegido la propia Michelle como símbolo de la constante lucha que lidera contra la obesidad desde su llegada a la Casa Blanca. El principal objetivo de esta iniciativa es llegar a concienciar a los ciudadanos de los beneficios de la vida sana y de la práctica de ejercicio.
El periódico afirma que fuentes cercanas a la pareja han confirmado que Beyoncé y Jay Z serán algunos de los privilegiados que asistirán a la celebración debido a la buena relación que mantienen con el matrimonio Obama. Una fiesta que seguro será de lo más movida, ya que la primera dama ha invitado a los asistentes a ir en zapatillas.
Michelle, que desde que llegara en 2009 a la Casa Blanca se ha convertido en una de las mujeres más querida por el pueblo americano, incluso por delante de su marido, se encuentra en Hawai disfrutando de unas vacaciones en solitario, sin la compañía de su marido y sus hijas.
Estas vacaciones han levantado los rumores de "crisis" entre el matrimonio, ya que después del altercado con Helle Thorning-Schmidt, ministra danesa, en el funeral de Nelson Mandela se ha hablado sobre posibles problemas en la pareja. A consecuencia de esto, el portavoz de la mansión presidencial, Jay Carney, se ha apresurado a desmentir los rumores.
También se ha especulado sobre el futuro político de Michelle una vez abandone la Casa Blanca, pero ella ha dejado claro en todo momento cual es su papel, y es apoyar a su marido.