Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declarada Bien de Interés Cultural la iglesia gótica de San Pedro, en el Condado de Treviño (Burgos)

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha declarado Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento la iglesia parroquial de San Pedro, en El Condado de Treviño (Burgos), un templo gótico del siglo XIII que, tras sufrir diversas transformaciones, conserva su portada de estilo románico tardío y de gran interés desde el punto de vista ornamental e iconográfico.
Además, la iglesia atesora en su interior importantes bienes muebles, como un retablo churrigueresco fechado en 1720, una pila bautismal del siglo XIII, un cristo gótico y dos cruces procesionales renacentistas.
El templo tiene una planta de cruz latina y cuenta con una ornamentación abundante que decora arquivoltas, capiteles, jambas e intercolumnios, que representa la indumentaria de diferentes clases sociales de la época y las costumbres de la vida cotidiana campesina.
Destaca especialmente la ornamentación de la sexta arquivolta, decorada con signos del zodiaco, que se alternan con escenas representativas de los meses del año. En el exterior se encuentra la talla en piedra del siglo XIII de la Virgen Blanca, situada en una esquina.
La torre de la iglesia fue levantada en el siglo XVIII y el cuerpo de campanas lo construyó, en 1774, José de Ejalde, mientras que la cúpula y linterna fueron construidos en 1790 por Juan Agustín de Echeverría.